Reconstruyen el rostro de una adolescente de hace 9.000 años

Esta es Dawn, una joven del mesolítico que murió cuando tenía entre 15 y 18 años en Tesalia.

Dawn

¿Cómo eran las personas del periodo mesolítico? Gracias a una rigurosa e intensiva reconstrucción de un equipo de la Universidad de Atenas y un arqueólogo sueco, podemos disponer ante nosotros de una suerte de fotografía de uno de sus habitantes; en concreto, una adolescente que vivió hace 9.000 años.

Esta joven tenía entre 15 y 18 años, y su rostro ha sido reconstruido a partir de unos restos encontrados en 1993 en la cueva de Theopetra, en la región de Tesalia, en Grecia.

 

Así era Dawn

Según los investigadores, la joven vivió en un momento en el que los humanos estaban evolucionando de cazadores-recolectores a agricultores: el comienzo de la civilización, en el mesolítico, una etapa que se considera la transición entre el Paleolítico y el Neolítico. Fue por esa razón que el equipo la bautizó con el nombre griego ‘Avgi’, traducido al inglés como Dawn.

Los investigadores creen que tenía entre 15 y 18 años de edad (basado en muestras de dientes y huesos) cuando murió de una causa aún no determinada. No obstante, han determinado que sufría de anemia, escorbuto y dolencias en las articulaciones.

El equipo de reconstrucción estaba formado por un neurólogo, endocrinólogo, ortopedista, ortodoncista, radiólogo y un patólogo, todos de la Universidad de Atenas, junto con el arqueólogo y escultor sueco Oscar Nilsson.

Para reconstruir la cara, el equipo comenzó escaneando la calavera e imprimiéndola con una impresora 3-D. A continuación, pegaron clavijas al cráneo impreso para mostrar el grosor de la carne en diferentes lugares. A continuación, se agregó material para simular el músculo, seguido de piel y ojos.

La figura resultante parece de naturaleza severa y algo masculina, aunque el equipo sugiere que es probable que sea un rasgo común para la época.

La joven, además, poseía una mandíbula sobresaliente, lo que sugieren fue debido a la frecuente masticación de pieles de animales para suavizarlas, una práctica común de la gente de la época. El equipo también agregó que Dawn debía tener el cabello negro oscuro.

Los resultados completos fueron esculpidos en un torso que a su vez se instaló en un soporte para permitir la visión desde todos los ángulos.

Los investigadores explicaron al desvelar su trabajo que la idea era darles a las personas una idea de cómo era la gente del período mesolítico, que no es muy diferente del humano actual. Eso, sí, los investigadores apuntan a que los rostros tanto de mujeres como de hombres en esta época eran mucho más masculinos (mandibulas prominentes, arco supracilial marcado) que los humanos de la actualidad.

 

CONTINÚA LEYENDO

COMENTARIOS