La primera mujer del Mesolítico hallada en España

El fósil femenino más antiguo, encontrado en Galicia, se ha datado recientemente: era una pastora y murió hace unos 9.300 años.

La primera mujer del Mesolítico hallada en España
Ver galería 10 sitios fósiles Patrimonio de la Humanidad

Los primeros restos de Elba –así fue bautizada por sus descubridores– aparecieron en 1996 en el Chan do Lindeiro, un lugar en las montañas lucenses entre las sierras de O Courel y de Os Ancares. Se trataba de un cráneo incompleto, y a partir de entonces y hasta 2010 se fueron rescatando del pozo natural en el que había caído (ese accidente fue la causa de su muerte) nuevos restos de su osamenta. Hace poco, tras años de estudio del cuerpo de Elba, los investigadores presentaron sus conclusiones: era probablemente una pastora, tenía entre 20 y 40 años y murió hace unos 9.300 años, en el Mesolítico (transición del Paleolítico al Neolítico).

El análisis reveló otros muchos datos curiosos acerca de Elba: tenía el pelo y los ojos oscuros; era intolerante a la lactosa; apenas medía metro y medio; había sufrido, probablemente en la infancia, un fuerte golpe en la cabeza que le produjo un traumatismo craneal; se alimentaba mal y escasamente, pero comía sobre todo vegetales; padecía artrosis y, casi con total seguridad, severos dolores dentales. Además, se determinó que era una "gallega" autóctona, cuyas características están vinculadas a las de otros fósiles hallados al norte de Portugal.

El accidente mortal que acabó con su vida se produjo supuestamente cuando la pastora recorría con su ganado –tres uros, cuyos restos yacían junto a los suyos– el límite entre los municipios lucenses de O Courel y Pedrafita do Cebreiro (en la imagen). Probablemente el suelo estaba cubierto por un manto de nieve fino, propio de principios de primavera, que ocultaba algunos accidentes del relieve. Así, Elba no vio el agujero abierto en la tierra y se precipitó con su rebaño en el fondo del pozo, formado por el derrumbamiento de una cueva tectónica hoy conocida como Cova do Uro. La caída, de 15 metros, no los mató en el acto, pero quedaron aislados y murieron no mucho tiempo después, según los datos de la investigación.

Etiquetas: Ciencia, Curiosidades, España, Europa, Paleolítico, Paleontología, Prehistoria, cultura

COMENTARIOS