Vídeo de la semana

Los europeos bebían cerveza y comían queso azul hace 3.000 años

Las heces se conservaron en las minas de sal de Hallstatt-Dachstein / Salzkammergut en Austria.

caca
MUSEO DE HISTORIA NATURAL DE VIENA

Hace varios miles de años, un minero de sal de la Edad del Hierro hizo un pequeño 'depósito' en lo que ahora es el área de Hallstatt-Dachstein / Salzkammergut en Austria. Con toda probabilidad, estaría bastante sorprendido de saber que este hallazgo ha permitido a los investigadores descubrir que los europeos comieron queso azul y bebieron cerveza hace 2.700 años.

Expertos del Instituto de Investigación Eurac para Estudios de Momias analizaron las heces conservadas en las minas de sal prehistóricas de Austria, descubriendo que el excremento contenía rastros de dos especies específicas de hongos.

Usando una gran variedad de técnicas analíticas, pudieron identificar los microbios, las proteínas y el ADN presentes en las muestras de caca.

 


¿Qué comían los mineros de la Edad del Hierro en esta parte de Europa?

Los investigadores identificaron dos tipos de hongos: Penicillium roqueforti y Saccharomyces cerevisiae (también conocida como levadura de cerveza). Estos dos hongos todavía se usan ampliamente para producir queso azul y cervezas en la actualidad, lo que ofrece a los historiadores una idea no solo de lo que comían nuestros antepasados lejanos, sino también de lo sofisticadas que eran sus técnicas de preparación de alimentos y bebidas.

"El análisis de todo el genoma indica que ambos hongos participaron en la fermentación de alimentos y proporcionan la primera evidencia molecular del consumo de queso azul y cerveza durante la Edad del Hierro en Europa", dice el microbiólogo Frank Maixner, del Instituto de Investigación Eurac para Estudios de Momias en Italia.


Las minas de sal en las que se encontraron las heces que han permanecido allí una gran cantidad de tiempo, estuvieron ocupadas constantemente durante más de dos milenios, por lo que los investigadores han tenido la oportunidad de estudiar los cambios del microbioma intestinal en las poblaciones humanas durante largos períodos de tiempo.


"Las investigaciones moleculares y microscópicas revelaron que la dieta de los mineros se componía principalmente de cereales, como trigos domesticados (emmer y espelta), cebada, mijo común y mijo cola de zorra", escriben los investigadores en el estudio. "Esta dieta rica en carbohidratos se complementó con proteínas de habas y ocasionalmente con frutas, nueces o productos de origen animal".

 

De acuerdo con su dieta rica en plantas, los antiguos mineros tenían una composición de microbioma intestinal similar a la que se observa en las personas modernas, no occidentalizadas, cuyo consumo se centra en alimentos no procesados, frutas y verduras frescas.

"Cada vez está más claro que no solo las prácticas culinarias prehistóricas eran sofisticadas, sino también que los alimentos procesados ​​complejos, así como la técnica de fermentación, han tenido un papel destacado en nuestra historia alimentaria temprana", aclaran los autores que publican su estudio en la revista Current Biology.

 


Referencia: Hallstatt miners consumed blue cheese and beer during the Iron Age and retained a non-Westernized gut microbiome until the Baroque period

Frank Maixner
Mohamed S. Sarhan
Kun D. Huang
Albert Zink
Hans Reschreiter
Kerstin Kowarik

 
Open Access Published :October 13, 2021 DOI:https://doi.org/10.1016/j.cub.2021.09.031

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo