Vídeo de la semana

La primera víctima conocida de un tiburón fue un hombre que vivió hace 3.000 años

Hallan los restos de un hombre que murió de un ataque de un tiburón. La víctima sufrió hasta 790 heridas en el cuerpo.

ataque3000
Laboratory of Physical Anthropology, Kyoto University

El riesgo de muerte a causa de un encuentro con un tiburón es realmente pequeño a pesar de la leyenda negra que les rodea. Sin embargo, el protagonista de esta historia no opinaría lo mismo. Un equipo de arqueólogos ha descubierto los restos de la que parece ser la víctima de tiburón más antigua que se haya encontrado. Nos remontamos al Neolítico. El hombre fue atacado y asesinado por un tiburón hace más de 3.000 años en Japón, según los investigadores liderados por expertos de la Universidad de Oxford, que recrearon cuidadosamente la escena después de descubrir los restos de la víctima.

 


Un ataque hace 3.000 años

El descubrimiento fue realizado por el profesor Rick Schulting de la Universidad de Oxford cuando estaba examinando los restos esqueléticos previamente desenterrados de cazadores-recolectores prehistóricos en la Universidad de Kioto (Japón). Los huesos habían sido excavados cerca del mar interior de Seto, también en Japón. Uno de los esqueletos masculinos adultos, llamado Tsukumo No. 24, contenía al menos 790 "heridas profundas y serradas" principalmente en los brazos, piernas, frente del pecho y abdomen. También le habían cortado la mano izquierda, le faltaba la pierna derecha, y la izquierda había sido colocada en la parte superior del cuerpo en posición invertida. A través de un proceso de eliminación, los científicos establecieron que las lesiones no fueron el resultado de un conflicto con otras personas, ni era probable que fueran causadas por depredadores o carroñeros terrestres más comunes. Sospecharon que podía tratarse del ataque de un tiburón. Y que el encuentro fue claramente fatal.

"Inicialmente estábamos desconcertados por lo que podría haber causado al menos 790 heridas profundas y serradas a este hombre. Había tantas heridas y, sin embargo, fue enterrado en el cementerio comunitario", explican los autores.


Por ello, consultaron al experto George Burgess, Director Emérito del Programa de Florida para la Investigación de Tiburones para probar esta teoría, dado que los casos arqueológicos de informes de tiburones son extremadamente raros.

 

El experto reconstruyó el ataque y el equipo concluyó que el hombre murió hace 3.000 años, entre 1370 y 1010 a. C. La distribución de las heridas sugiere que la víctima estaba viva en el momento del ataque, que probablemente fue cometido por un gran tiburón blanco o un tiburón tigre. Su cuerpo habría sido recuperado poco después del incidente y enterrado en el cementerio cerca de donde residía. Los investigadores creen que como fue rescatado poco después de tener lugar el fatal encuentro, es posible que la víctima se encontrara pescando con sus compañeros en ese momento.

El equipo también realizó evaluaciones bioarqueológicas de los huesos para determinar cuándo había vivido, confirmar su sexo y determinar la edad que tenía al momento de su muerte. Según los análisis, el hombre era joven o de mediana edad en aquel fatal instante.

Su muerte no habría sido lenta. Dada la cantidad de mordeduras que alcanzaron sus huesos, las arterias femorales se habrían cortado rápidamente, lo que habría provocado una muerte rápida por choque hipovolémico, algo que sucede cuando el organismo pierde a gran velocidad al menos una quinta parte de su sangre.

 

 

 

Referencia: J. Alyssa White, George H. Burgess, Masato Nakatsukasa, Mark J. Hudson, John Pouncett, Soichiro Kusaka, Minoru Yoneda, Yasuhiro Yamada, Rick J. Schulting,

3000-year-old shark attack victim from Tsukumo shell-mound, Okayama, Japan,

Journal of Archaeological Science: Reports, Volume 38, 2021, 103065, ISSN 2352-409X, https://doi.org/10.1016/j.jasrep.2021.103065.

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo