¿La primera vuelta al mundo fue española?

Después de estudiar los documentos de la época, la Real Academia de Historia afirma que la primera vuelta al mundo habría sido una hazaña española.

Elcano

En agosto de 1519, la soleada ciudad de Sevilla despedía a los más de 200 marinos al servicio de la Corona española que zarpaban hacia nuevas tierras. Guiados por Magallanes, navegante portugués que aportaba la experiencia en las rutas hacia el Brasil de la que los españoles carecían, comenzó un viaje con destino a las Molucas (actual Indonesia) que se vería plagado de peligros, motines, hambrunas y contratiempos. El propio Magallanes moriría en Mactán, Filipinas, durante un enfrentamiento contra los nativos y la expedición continuada por Elcano volvería a España con una sola nave y 18 hombres famélicos.

Aun con las desastrosas consecuencias que el viaje de tres años había supuesto para los aventureros, el logro de haber realizado la primera circunnavegación al mundo de forma seguida se convirtió en un hito del momento y, con el paso del tiempo y la expansión de los nacionalismos románticos del siglo XIX, en un motivo de orgullo histórico que países como España y Portugal se disputan. Si bien es cierto que Magallanes, cerebro de la operación, era portugués, la expedición fue sufragada por el reino de Carlos I y completada por el español Juan Sebastián Elcano.

La Real Academia de la Historia, a petición del director del ABC Bieito Rubido, ha realizado un informe basado en el análisis y estudio de documentos históricos públicos e inéditos que confirmarían la autoría española de esta hazaña. Las fuentes empleadas se encuentran mayoritariamente en el Archivo General de Indias de Sevilla, así como numerosos títulos publicados y documentos conservados en los archivos de la Real Academia de Historia.

Entre los numerosos motivos que la RAH defiende para justificar su decisión se encuentra el hecho de que, desde 1517, Magallanes se encontraba asentado en España y era servidor de Carlos I tras el rechazo de D. Manuel de Portugal de apoyar sus viajes. Además, la expedición realizada fue sufragada en un 75% por la Corona española y en el 25% restante por mercaderes y comerciantes burgaleses. El propio Magallanes se comprometió a “defender hasta la muerte el estandarte real que habría de enarbolar su buque o su capitana de flota, bajo pena de muerte y nota de infamia” y numerosas crónicas y personalidades portuguesas de la época consideraron a Magallanes un “renegado”.

Además, tras la muerte de Magallanes fue Elcano quien tomó el mando y continuó con la expedición. A pesar de que Carlos I había dado órdenes de respetar la soberanía portuguesa en el nuevo mundo, la travesía por el Índico fue la más problemática de todo el viaje y no faltaron las persecuciones y enfrentamientos contra navíos lusos.

El informe de la RAH ha reavivado las ya comunes discusiones sobre la autoría de esta primera circunnavegación,que lleva años generando polémica tanto entre historiadores como entre España y Portugal. Los primeros discuten si fue Magallanes, quien en 1512 llegó a Molucas por occidente y en 1519 lo hizo por oriente, o Elcano, quien dio la vuelta al globo en un solo viaje, el responsable de esa primera circunnavegación. Aunque el informe señala la responsabilidad de la Corona española en el viaje de 1519, los documentos e historiadores apuntan a que ambas partes se vieron beneficiadas ya que Magallanes había sido rechazado en Portugal y no disponía de recursos y los españoles (incluyendo Elcano) desconocían las rutas.

Mientras, Portugal no presentará la Ruta de Magallanes en su listado para la candidatura al Patrimonio Mundial de la UNESCO. Por el contrario, ambos países han acordado presentar una candidatura conjunta con Argentina, Brasil o Filipinas para el quinto centenario del viaje.

CONTINÚA LEYENDO