Vídeo de la semana

El origen de la palabra boicot

Todo comenzó a principios del siglo XIX, en Irlanda.

Charles Boycott
Commons

De acuerdo conla Real Academia Española, la palabra boicot es una “acción que se dirige contra una persona o entidad para obstaculizar el desarrollo o funcionamiento de una determinada actividad social o comercial”, esta acción comenzó con un hombre. Y esta es su historia.

Charles Cunningham Boycott nació el 12 de marzo de 1832 en Norfolk, Inglaterra. Sus antepasados eran de origen hugonote y habían huido de Francia en 1685. De hecho su apellido originalmente era Boycatt, pero sus padres lo cambiaron a Boycott en 1841. A los 16 años Boycott ingresó en la Academia Militar. Un año después fue expulsado por reprobar un examen... pero al provenir de una familia acomodada logró llegar al mando del 39.º Regimiento, que se trasladó primero a Belfast y luego a Dublín, donde Boycott se casó con Anne Dunne.

En 1852, se retiró de la vida militar pero permaneció en Irlanda y se convirtió en agente del conde de Erne que poseía más de 16.000 hectáreas. El conde le ofreció una granja de 250 hectáreas y Boycott se convirtió en terrateniente. Su trabajo era cobrar las rentas de 35 campesinos y supervisar el estado general de las posesiones del conde. Pero Boycott era muy estricto y los campesinos lo consideraban un tirano. Por ejemplo, las tierras donde vivían Boycott  se encontraban en medio de las de los granjeros y estos a veces acortaban camino atravesando la finca de Boycott y este prohibió que lo hicieran desde que llegó, obligándoles a dar grandes rodeos. También les prohibió recolectar madera caída para usar como leña.

Pese a ello, los campesinos callaban y seguían con su rutina, al menos lo hicieron hasta 1876. Aquel año se realizó una encuesta a nivel nacional para saber de quién era la tierra en Irlanda. Los resultados mostraron que 750 propietarios poseían la mitad del país, pero no vivían allí y se servían de personas como Boycott que cuidaban sus posesiones. Los campesinos supieron esto y comenzaron a exigir rentas más bajas, no solo debido a la disparidad, sino también por una gran crisis en la agricultura que redujo la producción y provocó grandes hambrunas . Uno de los primeros en recibir la petición de reducir las rentas fue Charles Boycott, pero este se negó. Fue la gota que colmó el vaso. Los empleados de Boycott dejaron de trabajar y comenzaron una campaña para aislarlo. Ya no trabajaban la tierra, no hablaban en absoluto con Boicot, no se sentaban a su lado en la iglesia y no le servían de ninguna manera. Hasta llegó a barajarse la posibilidad de matarlo, pero se inclinaron por un método menos irreversible.

Toda la manifestación de los campesinos fue documentada por el periodista y activista contra la esclavitud James Redpath. El único problema que tenía Redpath era que no podía describir con una palabra las medidas que habían tomado contra el terrateniente. Si bien habían dejado de trabajar y podía hablarse de huelga, el no hablarle ni prestarle servicios elevaba la medida a otra categoría. Y fue entonces cuando se le ocurrió utilizar el apellido del terrateniente inglés como sustantivo. Y así nació la palabra que hoy usamos habitualmente.

¿Qué fue de Charles Boycott? Se fue de Irlanda y visitó Estados Unidos (donde el New York Tribune habló de su llegada refiriéndose ya al famoso apellido). Al poco tiempo regresó a Inglaterra y allí murió, en 1897 sabiendo que su apellido había pasado a la historia, aunque no por los motivos que a él le hubiera gustado.

Continúa leyendo