Vídeo de la semana

Grandes inventos de la historia

Diez inventos poco conocidos de Thomas A. Edison

El popular genio, según las estadísticas, habría creado dos inventos por mes a lo largo de su vida. Estos son los más extraños.

El padre de la bombilla fue uno de los más prolíficos inventores de la historia. En sus 84 años de vida, Thomas Alva Edison firmó 1093 patentes: 389 vinculadas a la energía eléctrica, 195 al fonógrafo, 150 para el telégrafo, 141 para baterías de almacenamiento y 34 para el teléfono. No es extraño que entre todas ellas haya algunas sorprendentes. Aunque no sean tan reconocidas como la bombilla eléctrica.

Casas de cemento

Edison estaba convencido que aquí estaba el futuro de los hogares económicos y resistentes. Su objetivo era producirlas a gran escala y en pocos pasos. Tanto creía en su idea que fundó su propia empresa de construcción y cementera: la Edison Portland Cement Company. Sin embargo, los moldes que se necesitaron para producir estas casas resultaron ser demasiado costosos, y solo algunas de las casas de concreto se construyeron realmente.

Muñecas parlantes

Otra de las compañías creadas por este prolífico inventor fue la Edison Phonograph Toy Manufacturing Company. La idea era sencilla: colocar fonógrafos en miniatura dentro de muñecas para que recitaran poemas infantiles. Desafortunadamente la calidad de sonido no era buena, el precio era muy alto y su apariencia daba miedo. No tuvieron mucho éxito.

Detector de submarinos

En 1915, un año después que comenzara la I Guerra Mundial, Edison comenzó a desarrollar técnicas para detectar submarinos enemigos. Sin embargo, la marina no confió en sus ideas. Su idea quedó en el olvido, pero su trabajo sirvió para crear el Laboratorio de Investigación Naval en 1923, que finalmente desarrolló tecnologías como los motores a reacción o los radares.

Cine

Edison creó el primer estudio de producción de películas del mundo, Black Maria, en 1893. Un año después intentó sincronizar la imagen con el sonido y desarrolló el kinetófono. Hasta 1915 trabajó en este invento tratando de mejorar la sincronización y en 1913 produjo 19 películas sonoras.

Contador de votos

O mejor dicho el registrador de votos electrográfico, fue uno de los primeros inventos de Edison: lo patentó en 1869. Su objetivo era ahorrar tiempo durante las reuniones del Congreso de los EE. UU. En lugar de esperar a que cada representante dijera su voto, lo transmitían pulsando un botón por sí o por no. Desafortunadamente, el congreso lo desestimó.

Envasado al vacío

En 1881, Edison patentó un método de conservación de la fruta, que básicamente equivalía a un sistema temprano de envasado al vacío.  De acuerdo con las especificaciones, las frutas, verduras, "u otras sustancias orgánicas" se colocaban en un recipiente de vidrio al que se le quitaba el aire y luego se almacenaba para su conservación.

Tren eléctrico

En 1880, al mismo tiempo que Edison estaba trabajando en la bombilla, también estaba desarrollando la idea para un tren eléctrico. Ese año instaló el primer ferrocarril eléctrico de tamaño natural en Menlo Park, Nueva Jersey. Consistía en una locomotora y tres vagones. Funcionó durante 3 años.

Sexting

Sí, por extraño que parezca Edison también se dedicó a este aspecto de la vida. Se dice que Edison le enseñó a Mina Miller, su segunda mujer, cómo comunicarse en código Morse para que pudieran intercambiar mensajes privados mientras estaban en el presencia de los padres de ella.

Batería de almacenamiento alcalina

Cuando se desarrolló el automóvil a fines del siglo XIX, los vehículos eléctricos eran más populares que los equipados con motores de combustión interna que queman gasolina. Pero los primeros autos eléctricos tenían un gran inconveniente: las baterías que usaban eran pesadas y tendían a derramar ácido, lo que corroía el interior de los vehículos. Entre 1903 y 1910 Edison desarrolló varios prototipos confiables para este tipo de batería alcalina.

Los tatuajes

O mejor dicho la pistola neumática que luego comenzó a usarse para tatuar. Lo patentó en 1876 y utilizaba una varilla con una aguja de acero en la punta para perforar el papel con fines de impresión. 

Continúa leyendo