Vídeo de la semana

¿Cuál ha sido el peor rey de la historia?

Aunque hay muchos que podrían estar en esta lista, destacamos el reinado de un monarca que se ganó este apodo a pulso.

¿El peor rey de todos los tiempos? Destacamos la figura de Enrique VIII, rey de Inglaterra desde 1509 hasta el día de su muerte.

Enrique VIII era un monarca fuerte, aunque poco talentoso, pero su crueldad y su obsesión generalizada, lo convirtieron en un rey terrible. Durante su reinado, Inglaterra estuvo constantemente en guerra, aunque sirvió de poco. Sus repetidos esfuerzos por conquistar Escocia terminaron empujando a ese país a una alianza con Francia en su contra, mientras que su alianza con el emperador Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico se endureció durante la cruzada para poner fin a su matrimonio con Catalina de Aragón.


Este tirano fue el segundo monarca de la dinastía Tudor, después de haber sucedido a su padre Enrique VII. Reformó la constitución de Inglaterra introduciendo el derecho divino de los reyes. La doctrina política y religiosa afirma que los monarcas trascienden la autoridad terrenal y asumen el derecho de gobernar directamente desde los cielos.

 


Lo suyo eran las ejecuciones

Como marido tampoco era mucho mejor. Acosaba, intimidaba y maltrataba en general a todas sus esposas. Tuvo seis y decapitó a dos de ellas, a Ana Bolena y Catalina Howard.


A finales de la década de 1530 y principios de la de 1940, el rey de Inglaterra hizo ejecutar a varios miembros de las familias polaca y de Courtenay, supuestamente por conspirar contra él, pero sobre todo porque su sangre real les otorgaba derechos contrapuestos al trono. El historiador del siglo XVI John Stow afirmó que Enrique VIII había ejecutado a unas 70.000 personas durante su reinado y, aunque se trata de una exageración, es posible que sí fueran cientos de personas.


Además de sus seis matrimonios, Enrique VIII es conocido por su papel en el establecimiento de la Iglesia de Inglaterra y su ruptura con la Iglesia Católica Romana.

 


Una figura oronda


Enrique VIII de Inglaterra murió el 28 de enero de 1547 en el Palacio de Whitehall, Londres, a la edad de 38 años. En esta época había engordado tanto que necesitaba un dispositivo mecánico para entrar y salir de la cama, así como para subir y bajar de su caballo (lo llevaban en litera al campo de batalla). Medía apenas 1,57 centímetros y pesaba unos 150 kilos.

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo