Casimir Pulaski, héroe de los Estados Unidos, era intersexual

Los restos de Pulaski, considerado ‘padre de la caballería estadounidense’, planteaban algunas dudas que por fin parecen resolverse.

Casimir Pulaski fue un militar del siglo XVIII que destacó tanto en el este de Europa como en los nacientes Estados Unidos por su valentía y habilidad. La costa este del gigante norteamericano está plagada de estatuas, monumentos y memoriales dedicados a Pulaski e incluso existen varios pueblos y condados a lo largo y ancho del país bautizados en su honor. Ahora, tras 20 años de investigación, un estudio desvela nuevos datos sobre este héroe de origen polaco.

A principios de los 90 se descubrió una caja metálica bajo el monumento dedicado a Pulaski en Savannah. Contenía un esqueleto humano que llamó la atención de los investigadores debido a que parecía ser el esqueleto de una mujer y que fue descrito como tan femenino como es posible. Años después, una vez se encontró la financiación necesaria, se pudo confirmar que se trataba de los restos del general polaco que murió durante la Guerra de la Independencia estadounidense. Para corroborarlo, se realizó un examen de ADN mitocondrial de la abuela de Pulaski, que también fue exhumada, y se compararon las lesiones y heridas que presentaba el esqueleto con las que se tiene constancia que sufrió el militar según los documentos históricos de la época.

El reciente estudio de los restos, que arrancó en 2015 por un equipo de la Georgia Southern University y financiado por el Instituto Smithsonian, centró su atención entonces en las características femeninas de los restos. Virginia Eastbrook, profesora de la facultad de antropología y sociología de la Georgia Southern University y miembro de la investigación, explicó que la forma de la pelvis suele ser uno de los métodos más comunes para distinguir los esqueletos masculinos de los femeninos. En el caso de las mujeres, la cavidad pélvica tiene una forma más ovalada y la de Pulaski “se veía muy femenina”.

Los expertos han llegado a la conclusión de que Pulaski debía ser intersexual, un fenómeno biológico en el que existe una discrepancia entre el sexo biológico y los genitales. Pulaski fue educado y tratado toda su vida como un hombre y, según ha explicado el antropólogo Charles Merbs a los medios estadounidenses, es poco probable que Pulaski se viera a sí mismo como una mujer o como un intersexual ya que “en esa época las personas no sabían esas cosas”.

Salvó la vida a George Washington

Pulaski nació en el seno de una familia noble polaca en 1745. Desde muy joven siguió los pasos de su padre y se interesó por la política y el mundo militar, luchando contra Rusia para defender la independencia de la Commonwealth polaco-lituana. En 1777, cuando estaba exiliado en París, conoció a Benjamin Franklin y decidió unirse a él para luchar como parte del ejército continental del general Washington contra los casacas rojas de Jorge III.

Aunque su habilidad como militar destacó desde un principio, Pulaski jugó un papel clave en algunas de las batallas más importantes en la lucha por la independencia estadounidense. Por ejemplo, cuando la ciudad de Charleston estaba siendo sitiada por las fuerzas británicas, el militar polaco reunió a distintos tipos de tropas de caballería e infantería en la llamada legión Pulaski y cargó contra los casacas rojas, obligándoles a retirarse. Su valentía le convirtió en uno de los favoritos de George Washington, a quien salvó la vida en el campo de batalla. Pulaski moriría durante la batalla de Savannah (1779) debido a las heridas provocadas por la metralla durante una carga de caballería.

Las hazañas de Casimir Pulaski y los detalles de la investigación llevada a cabo por el equipo de la Georgia Southern University han sido desvelados en el documental 'America’s Hidden Stories: The General Was Female?', emitido recientemente por Smithsonian Channel.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.

CONTINÚA LEYENDO