5 curiosidades sobre Adam Smith

Adam Smith, padre del liberalismo económico y autor de 'La riqueza de las naciones', nació el 16 de junio de 1723 en Kirkcaldy (Escocia).

Adam Smith es uno de esos personajes de los que casi todo el mundo ha oído hablar. El filósofo y economista ha llegado a nuestros días como el padre y principal ideólogo del liberalismo, el capitalismo y términos tan sonados como la “mano invisible”, una metáfora relacionada con la oferta y la demanda según la cual, al buscar el beneficio individual, el conjunto de la sociedad también sale bien parado.

Este escocés letrado oponía sus ideas directamente a las del filósofo David Hume, de quien era amigo desde su juventud. La riqueza de las naciones se convertiría en uno de los manuales de economía más importantes del siglo XVIII y XIX, inspirando a otros pensadores como Karl Marx, padre del comunismo. Repasamos cinco interesantes datos y curiosidades sobre la vida de Adam Smith:

Su fecha de nacimiento

El primer dato curioso en la biografía de Adam Smith, economista y filósofo escocés considerado el padre del liberalismo, es la misma fecha en que nació. Aunque según las biografías más fiables fue el 16 de junio de 1723, existe una partida de bautismo supuestamente fechada en Kirkcaldy el 5 de junio, lo que llevaría a pensar que habría nacido antes de lo oficialmente aceptado. Pero casi todos los expertos creen que se trata solamente de un error.

Su secuestro

Apenas se sabe nada de sus primeros años de vida, salvo que fue un hijo póstumo: su padre, oficial de aduanas, falleció antes de que Adam viniera al mundo. Pero el dato más relevante que se conoce de su infancia es sorprendente: al parecer, cuando contaba 3 o 4 años de edad, fue raptado por una banda de gitanos. Un tío suyo pagó el rescate exigido y el pequeño fue recuperado. Por lo demás, desde muy niño destacó por su inteligencia y afición a la lectura y el estudio, y con tan solo 14 años ingresó en la Universidad de Glasgow.

La relación con su madre

Tal vez por la ausencia de la figura paterna, su vínculo con Margaret Douglas, su progenitora, fue estrechísimo. Cuando concluyó sus estudios en 1746 volvió a vivir con ella, y siguió regresando al hogar materno a lo largo de toda su vida. Nunca se casó y no se le conocen relaciones sentimentales, lo que ha dado lugar a especulaciones sobre su posible homosexualidad. Lo cierto es que, al poco de morir su madre con 90 años (todo un récord en la época), la salud de Adam empezó a declinar y solo la sobrevivió unos pocos años.

Sus amistades y viajes

Pese a ese modus vivendi hogareño y familiar, Smith pasó varios años viajando por Europa, a partir de 1763, gracias a una pensión vitalicia ofrecida por el duque de Buccleuch para que hiciera de tutor de su hijo. En estos viajes entabló amistad con los fisiócratas franceses (Quesnay, Turgot) y con personajes como Benjamin Franklin, Diderot, D’Alembert o Voltaire, y se reencontró con el filósofo David Hume, un viejo amigo de juventud.

Sus últimos años

La primera obra publicada por Adam Smith fue Teoría de los sentimientos morales (1759) pero su fama se debe a La riqueza de las naciones (1776), considerado el primer libro moderno de economía, que influyó a pensadores tan dispares como Marx o Friedman. Sin embargo, tras el éxito de esta obra Smith dejó prácticamente de escribir, quemó casi todos sus textos inéditos y vivió recluido en su casa de Edimburgo, junto a su madre y a una prima llamada Janet, hasta su muerte, acaecida el 17 de julio de 1790.

Nacho Otero

Nacho Otero

Soy escritor desde siempre, y redactor y corrector en Muy Historia y otras publicaciones de G+J desde hace casi treinta años. Puedes contactar conmigo a través del correo iotero@zinetmedia.es

Continúa leyendo