Una momia del antiguo Egipto olvidada en un almacén resulta ser un ave sagrada

El pájaro podría ser un ibis, sacrificado en honor al dios Thot de la escritura, la magia y la sabiduría, concluye un nuevo estudio.

 

Una antigua momia egipcia, olvidada durante mucho tiempo en un almacén y, además, mal etiquetada como un halcón, finalmente ha vuelto a escena después de que un equipo de investigadores haya revisado el material de forma digital dentro de sus envolturas.

Los científicos descubrieron que la momia de 1 500 años de antigüedad no es un halcón sino un ibis sagrado (Threskiornis aethiopica), un ave zancuda con patas en forma de zancos y un pico curvo extendido que los antiguos egipcios solían sacrificar a Thoth, el dios de la luna y la escritura. La momia pesaba 952 gramos.

Un ave sagrada

“No solo era una vez una criatura viviente que a la gente de la época le hubiera encantado ver pasear por el agua”, dijo en un comunicado Carol Ann Barsody, estudiante de maestría en arqueología en la Universidad de Cornell, quien lideró el proyecto. “También era, y es, algo sagrado, algo espiritual”.

Según Cornell Chronicle, los investigadores, al principio, ni siquiera sabían cómo habían llegado a poseer el artefacto, ya que nunca tuvieron registro de él. Sin embargo, después de enviar el objeto histórico para un examen completo en una tomografía computarizada, contemplaron detalles de la vida del ave con una claridad asombrosa.

Detalles de la momificación

El escaneo reveló que una de las patas de la criatura se había fracturado antes de momificarse. También expuso que las plumas y los delicados tejidos del ave fueron cuidadosamente preservados. De la misma forma, descubrieron que la cabeza del ibis había sido torcida y doblada contra su cuerpo. También se habían extraído el esternón y la caja torácica, una práctica que no es común entre las momificaciones.

Los ibis en el antiguo Egipto se criaban en grandes cantidades debido a su popularidad, particularmente en su uso como ofrendas. Este ave nació en África y fue venerada no solo en el antiguo Egipto sino también en Grecia y Roma.

Tal y como comentan los expertos, no hay registro alguno de la llegada de la momia en los documentos de la Universidad de Cornell. Al principio, se pensó que podría haber llegado en 1884 junto con otros objetos de carga, incluida la momia humana Penpi. Sin embargo, rápidamente se dio cuenta de que no era así. La Universidad de Cornell cree que es más probable que este ibis sagrado viniera como parte de una donación de 1930 de un ex alumno de Cornell llamado John Randolph.

Los investigadores tienen planeado lanzar una web, www.birdmummy.com, que se centrará en el uso de la momia para aumentar el alcance educativo del museo de la Universidad de Cornell.

Referencia: Cross-college researchers unravel mummy bird mystery. Cornell University 2022.

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo