Thor vs Zeus: ¿qué dios es más poderoso?

Dos dioses del trueno preparan sus armas ¿vas con el nórdico o con el griego?

Dos de las mitologías más ricas y conocidas por todos son la griega y la nórdica. De entre sus poderosos y curiosos dioses, resultan llamativos los señores del trueno en cada una de las creencias: Zeus por parte de los griegos; Thor en el lado nórdico. Hay fantasías que a muchos nos gusta explorar y una de ellas es enfrentar a dioses de mitologías distintas. Repasamos las características de dos de los dioses más carismáticos y planteamos la duda: ¿quién ganaría en un enfrentamiento entre Zeus y Thor?

El estudio comparativo de mitos, creencias y religiones da lugar a algunos de los estudios más sorprendentes de las humanidades, puesto que encontramos multitud de formas distintas para reflejar las mismas inquietudes, virtudes y miedos del ser humano. Los griegos y los nórdicos, pueblos con una gran influencia en la idiosincrasia de la Europa actual, personificaron dos de sus divinidades más poderosas a partir del mismo elemento: el trueno. Coincidiremos en que, si subimos a Thor y Zeus en un ring, es probable que el espacio se nos quede pequeño y calcinado apenas diera comienzo el primer asalto. Pero puestos a fantasear, procedamos a la presentación de nuestros contendientes.

En una esquina...

(Léase con énfasis, cual speaker con micrófono en mano) Representando a los griegos, el señor del trueno, dios del cielo y máxima divinidad olímpica: ¡Zeus! En el otro lado, el portador del martillo demoledor, los brazos más fuertes de Midgard, el implacable dios del trueno nórdico: ¡Thor!

Zeus vive en el Monte Olimpo, a la cabeza del nuevo orden cósmico reinante tras la caída de su padre, Cronos. Por su parte, el palacio de Bilskirnir es la residencia de Thor, situado en Asgard, donde es considerado el más poderoso de las divinidades nórdicas. Ninguno de los dos ostenta una gran fama por casualidad. Ambos tuvieron que ganarse su puesto y demostrar a todos que no hay discusión en el puesto que ocupan, venciendo a gigantes y otros seres de gran potencial destructivo.

Zeus y Thor, además de dioses del trueno, comparten un rol de fertilidad. Las tormentas de verano generadas por Thor, hacían madurar y vigorizar los cultivos. Su martillo, colocado en las faldas de las mujeres, era beneficioso. Claro está, que en este aspecto tiene la batalla perdida con Zeus. El conocido como “padre de los dioses” de la mitología griega, lo es por su posición en el trono olímpico, pero, en gran medida, también en sentido literal. Casi acabaríamos antes diciendo las diosas con las que Zeus no tuvo alguna relación amorosa. Si añadimos las uniones sexuales con mortales, la lista de hijos e hijas engendrados por el dios griego se nos va a números disparatados. El Julio Iglesias de la mitología griega no tiene parangón en este aspecto.

¡A las armas!

Pero aquí hemos venido a ver una lucha. ¿Con qué recursos bélicos viene cada divinidad al enfrentamiento? Zeus tiene el rayo, un arma creada por los cíclopes para que el dios griego fuera a luchar contra los titanes. El dios olímpico porta la égida, un escudo brillante con flecos enmarañados como cabezas de serpientes y cien borlas doradas. Con solo agitarlo, Zeus insufla un pavor incontrolable en sus enemigos.

Thor también cuenta a su favor con el trueno pero, además, empuña su famoso Mjölnir, el arma más temida y codiciada de la mitología nórdica. Este martillo fue creado por los enanos Sindri y Brok. Nunca falla su blanco y siempre regresa a la mano de Thor. El dios nórdico no solo es la mayor fuerza bruta de su mundo, sino que es un hábil estratega, como demuestra su victoria contra el sabio Alvíss.

Experiencia en combate

No podemos repasar los cinturones de campeones que han ganado, pero sí sus pericias en mitos que hayan requerido el máximo nivel de exigencia a estos dioses.

Zeus estuvo diez años luchando en la Titanomaquia: la batalla entre dioses olímpicos y titanes por hacerse con el control del orden cósmico. El universo entero retumbaba ante los envites de semejantes fuerzas divinas, pero Zeus y los suyos se acabaron alzando con la victoria y reinan en el Olimpo desde entonces. Tuvo que hacer frente a distintas rebeliones y en una de ellas se las vio con el adversario más terrible de entre todos los que se han enfrentado a Zeus: Tifón. Hijo de Gea y Tártaro, este ser tenía cabezas de serpiente, alas, grandes colas de dragón y escupía fuego por los ojos. Era más grande que cualquier montaña y sus brazos extendidos alcanzaban del este al oeste. No entendemos cómo “Tifón” no es un nombre de moda en nuestros días. Con todo, Zeus logró doblegarlo y lo encerró bajo el Etna, el volcán de Sicilia que aún rezuma humo y fuego del temible Tifón.

Thor también se enfrentó a los Jotun, gigantes del reino de Jötunheim. Eran seres de una fuerza sobrehumana. Tenemos el ejemplo de Skrymir, un gigante que ayudó a Thor y su hermano Loki. El dios nórdico intentó despertar a Skrymir y, al no lograrlo, le golpeó varias veces con su martillo. Skrymir pensó que solo le habían caído unas bellotas en la cabeza mientras dormía. Thor tuvo que enfrentarse a Thrym, rey de los Jotun. Este gigante le había robado el martillo a Thor y pidió la mano de Freyja a cambio de devolvérselo. Thor le preparó una trampa para recuperar su arma. Se disfrazó de novia, se ocultó bajo un velo y acudió a la morada de Thrym. En pleno banquete, y tras excusar el haberse comido un buey y ocho salmones siendo una dama, el gigante le colocó el martillo en las faldas a Thor. Fue cuando rasgó su disfraz y el dios del trueno dio muerte a todos los gigantes presentes. Pero Thor también tuvo un enemigo más temible que ninguno: Jörmundgander. La serpiente gigante de Midgard salió del agua escupiendo veneno por los cielos y formando maremotos durante el Ragnarök, la batalla del fin del mundo nórdico. Thor pudo matar a la serpiente, pero apenas logró dar nueve pasos antes de caer muerto por el veneno de Jörmundgander.

Lo tenemos en cómic

Queda claro que los dioses del trueno son poderosas divinidades que representan el orden contra el caos y la destrucción. No seremos nosotros los que puedan decidir quién ganaría un enfrentamiento entre Zeus y Thor. Pero quizás no lo necesitemos. Este tipo de fantasías son material de primera para los cómics. Y, efectivamente, en el número ocho del King-Size Annual de Thor, un cómic publicado por Marvel en 1979, podemos ver ilustrada una batalla entre Zeus y Thor.

Spoiler: la batalla se alargó durante meses, pero acabó venciendo Zeus.

Referencias:

Bernárdez, E. 2017. Mitología nórdica. Alianza editorial.
Grupo Tempe. 2016. Los dioses del Olimpo. Alianza editorial.
Hard, Robin. 2009. El gran libro de la mitología griega. La esfera de los Libros.
Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo