Spintria, las monedas sexuales de la Antigua Roma

¿Un kamasutra numismático? Los romanos utilizaban estas monedas sexuales para pagar a las prostitutas.

La sociedad romana era, al parecer, muy promiscua, así lo relatan la mayoría de historiadores. Por ello, no es de extrañar que existiera una especie de kamasutra numismático. Su nombre era Spintria o Spintriae (en plural), unas monedas que los romanos usaban para pagar sus favores sexuales a las prostitutas y que representaban actos o símbolos sexuales.

 

Estas monedas sexuales -no oficiales ni acuñadas por el estado- podrían haberse usado para pagar en los lupanares romanos a las prostitutas que no hablaban el idioma oficial (latín) o simplemente por facilitar el servicio, ya que las mismas evocaban distintas escenas o actos sexuales, ya fuese una felación, una penetración anal o cualquier otra postura sexual.

 

Estas fichas del deseo representan en una de sus caras una escena sexual tremendamente realista y gráfica, y en la otra un número que abarcaba desde el I al XVI, probablemente el precio asignado para cada uno de los actos (16 ases = un antiguo denario de plata).

 

Algunos historiadores opinan que estas monedas fueron acuñadas únicamente bajo orden del emperador Tiberio -dado su exacerbado apetito carnal-, para utilizarlas en sus juegos sexuales y que no tuvieron, por tanto, mucha circulación en la sociedad romana salvo en el siglo I d.C.

 

Las monedas conocidas son de dos caras, con el acto sexual en el reverso y un número romano en el anverso. Los números siempre se encuentra entre el 1 y el 16, y están escritos en su totalidad en lugar de la abreviatura estándar (por ejemplo, XIIII en lugar de XIV). Lo curioso es que también hay otras monedas con rostros de la familia del emperador Tiberio emparejados por números.

Si se usaron como pago, como control de colas o filas o para salvar una barrera del idioma, ¿por qué los números están estandarizados pero no los emparejamientos? Y, ¿para qué serviría el conjunto paralelo que representaba a la familia de Tiberio, en particular si el propósito de las fichas o monedas era evitar que las monedas con la imagen del Emperador ingresaran a un burdel?

Una sugerencia reciente es que las Spintria fueron piezas de juego; esto explicaría la estandarización de los numerales. Las escenas sexuales serían un entretenimiento emocionante para los jugadores, al igual que un travieso paquete de naipes actualmente. Pero, de nuevo, el juego en sí es desconocido y no está verificado, y estas monedas parecen encontrarse como ejemplos aislados.

Por lo general, se hacían con latón o bronce, y eran un poco más pequeñas que una moneda de 50 céntimos de euro (0,50 €). Algunos comentaristas sugieren que algunas de las fichas representaban actos homosexuales entre hombres, pero no se trata de una teoría ampliamente aceptada en la literatura, ya que algunos autores afirman que las escenas eróticas son exclusivamente heterosexuales. Y, como hemos dicho anteriormente, parece que se fabricaron durante un período breve, principalmente en el siglo I d.C.

Como curiosidad, el historiador y biógrafo romano Cayo Suetonio Tranquilo, utilizó la espintria para referirse a prostitutas jóvenes. En el siglo XVI, el nombre pasó a referirse a personas que cometían actos escandalosos, en otras palabras, actos sexuales fuera de lo que se consideraba la norma.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo