¿Quién fue el primer actor de la historia?

Aunque los orígenes del teatro podemos encontrarlos en antiguos ritos de origen prehistórico, quizá no sepas situar al primer protagonista.

tespis
iStock

En los orígenes del drama en Atenas, solían cantarse himnos antiguos, conocidos como ditirambos, en honor del dios Dionisio, el dios de la fertilidad y el vino e hijo de Zeus y Sémele. Estos himnos, que eran composiciones líricas, breves, satíricas e improvisadas, serían posteriormente adaptados para procesiones corales en las que los participantes se disfrazaban con vestimentas y máscaras. De hecho, los ditirambos eran tan libres que sus intérpretes solían estar en estado de embriaguez. Finalmente, ciertos miembros del coro evolucionaron para asumir roles especiales dentro de la procesión, aunque aún no eran actores de la forma en la que los conocemos hoy día.

Habría que esperar al siglo VI a. C., cuando el tirano Pisistrato, quien gobernó posteriormente la ciudad, estableció una serie de festivales públicos como la 'Ciudad Dionisia', un festival de entretenimiento celebrado en honor del dios Dionisio, con concursos de música, canto, danza y poesía.

 


¿Cuándo hace su aparición el primer actor propiamente dicho?


La historia cuenta que fue el 23 de noviembre de 534 a. C., cuando un intérprete griego recitó varias líneas como alguien distinto a sí mismo, recitando la poesía como si fuese el personaje de cuyas líneas estaba leyendo. Al hacer esto, se transformaría en el primer actor del mundo.


Su nombre es Tespis de Icaria y vivió durante el siglo VI a. C. A este poeta griego nacido en Icaria (Ática) se le atribuye la invención del drama por haber sido la primera persona en introducir la actuación junto al coro y al corifeo (quien dirigía el coro).

Así, fue el primero que conocemos en retratar un personaje en los escenarios de la antigua Grecia. Tespis cantaba sobre los mitos a la audiencia ateniense, pero en vez de narrar las canciones, interpretaba a diversos personajes de la historia, usando máscaras para diferenciarlos.


La leyenda dice que fue el 23 de noviembre de 534 a. C., cuando el intérprete griego recitó varias líneas como alguien distinto a sí mismo, lo que le transformaría en el primer actor del mundo.


También ganó el primer concurso de "Mejor Tragedia" del que se tienen registros en Atenas. Al parecer, le gustó este tipo de vida, pues empezó a actuar en varias ciudades-estado griegas con sus máscaras, sus accesorios y sus disfraces.

Las máscaras teatrales de la antigua Grecia eran bastante grandes y exageradas. Esta extremosidad tenía un por qué: para que los miembros de la audiencia que estuvieran situados lejos de los artistas pudiesen interpretar fácilmente el estado de ánimo del personaje en cuestión. Debido a que las máscaras estaban hechas de un material bastante frágil como el lino o el corcho, no sobreviven máscaras reales en la actualidad. Únicamente existen pinturas, mosaicos y esculturas de máscaras teatrales griegas antiguas para hacernos una idea de cómo eran en realidad.


Debido a que Tespis de Icaria transformó la narración teatral en el mundo antiguo, hoy, en su honor, usamos el término “thespiano” o “tespiano” como sinónimo de actor. A Tespis también se le atribuye la invención de la tragedia griega y las tiras teatrales.

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo