¿Qué significado tenía el escarabajo en el antiguo Egipto?

Convertido hoy día en un exitoso souvenir, el escarabajo fue un símbolo muy importante en la cultura egipcia.

Es un objeto muy extendido. Quizás tú también tienes uno en casa. La mayoría lo conoce como “escarabajo de la suerte”, pero la realidad es que este amuleto guarda en su pequeño tamaño mucha historia y simbolismos más complejos que la simple “suerte”. Se le suele asociar con la cultura del antiguo Egipto e incluso se les sigue representando con una estética propia del país del  Nilo. ¿De dónde viene esta asociación? ¿Por qué los egipcios tendrían como amuleto a un insecto tan común que se dedica a empujar pelotas de excrementos? La respuesta, como casi siempre en Egipto, la encontramos en su rica mitología y la importancia que esta civilización le daba a la vida después de la muerte. El escarabajo era un símbolo de la resurrección. 

Toda una vida para morir y resucitar

Si haces una búsqueda rápida en internet con la palabra “Egipto” te saldrán las imágenes que el gran público suele tener en mente al pensar en esta civilización: pirámides, momias y obras artísticas con un estilo muy marcado como decoración de sarcófagos, paredes o templos gigantescos dedicados a los dioses egipcios. Todos estos elementos tan característicos de esta cultura tienen un nexo común: la mitología que, a su vez, tenía un objetivo primordial para los egipcios: la vida después de la muerte.

Todo en el antiguo Egipto gira alrededor de esta idea. También es lógico que concibieran un mundo en constante ciclo de vida y muerte, pues como grandes observadores de la naturaleza, las referencias que tenían a su disposición eran muy claras. El río Nilo daba la vida con sus crecidas, más allá de sus orillas estaba la muerte del desierto. El Sol, nacía y moría cada día. Muchos elementos de la vida cotidiana que apuntaban a ese ciclo cargado de conceptos ambivalentes.  

Con sus creencias, pretendían dar respuesta a una pregunta tan antigua como desconocida para el ser humano: ¿qué pasa cuando nos morimos? Los egipcios lo tenían claro. Volvían a nacer, es decir, renacían en el más allá o, lo que es lo mismo, resucitaban (aunque este concepto sea más común para el cristianismo, que precisamente bebe muchísimo de las creencias egipcias).

Las pirámides, la momificación, las obras de arte y hasta los jeroglíficos, todo se preparaba con esmero y empleaban muchísimos esfuerzos para lograr un mismo objetivo: renacer tras la muerte y vivir en el más allá. Por lo tanto, una cuestión de suma importancia era la resurrección y aquí es donde entra, desde varios puntos de vista, el escarabajo.

Escarabeo Egipto

Escarabajo de Tutankhamón | Foto: Josep Maria Valés.

El escarabajo como símbolo

Nos ponemos en la piel de un egipcio del mundo antiguo que observa la naturaleza. En el campo, al amanecer, puede ver cada día a escarabajos peloteros arrastrando una bola de excremento. Se acaban escondiendo bajo tierra y, al otro día, vuelven a salir a realizar la misma actividad día tras día. El comportamiento del escarabajo nos lleva a asimilarlo con el simbolismo que acabó teniendo en la mitología egipcia, donde ocupó un puesto importante gracias a varios de sus significados. 

El significado más importante es el de la “autocreación”, estrechamente ligado a la resurrección. El escarabajo se entierra cada día y emerge de la tierra cada vez, de ahí su significado como símbolo del ciclo muerte y renacimiento.

Por otro lado, el escarabajo arrastra una pelota de excremento, lo cual podría resultar un elemento muy vulgar como para dotar a este insecto de un simbolismo tan importante. Pero este excremento también tiene otra consideración vital: como fertilizante, es decir, un elemento prácticamente mágico que permite el renacimiento de las cosechas cada año. Esta idea era clave para una cultura que basaba su subsistencia en la agricultura. Y, por si fuera poco, el escarabajo tiene en su cabeza y patas delanteras unas protuberancias que recuerdan a los rayos solares. 

El escarabajo como dios

Con estas relaciones simbólicas no es de extrañar que el insecto acabara convertido en una divinidad de la mitología egipcia. El dios Khepri (o Jepri) es el dios del Sol. ¿Pero ese no era Ra? Sí, también. Khepri es el dios del Sol del amanecer, Ra el del Sol en su plenitud y Jnum es el de la noche. 

Se representaba como un hombre con cabeza de escarabajo o directamente como un escarabajo alado. Además, se le solía representar bajo un círculo rojo. Efectivamente, simboliza al escarabajo empujando al Sol, la función principal de este dios autocreado: encargarse de empujar el Sol hacia un nuevo amanecer, hacia un nuevo renacimiento.

Dios khepri

Khepri, el dios del Sol del amanecer, en la tumba de Nefertari | Wikimedia.

El escarabajo como amuleto

No acaban aquí los significados de este pequeño insecto. Los egipcios nos han legado multitud de restos arqueológicos y entre los más habituales se encuentran los escarabeos. Eran amuletos de color negro o azul, según el material con que se tallaran, que tenían el poder de proteger a su propietario. Su uso se extendió por todos los sectores de la sociedad. Inscribían sus nombres o símbolos en la parte trasera del escarabeo a fin de captar esta protección hacia su persona. 

A otro nivel estaban ya los escarabeos conmemorativos que, aunque tuvieran prácticamente el mismo significado, eran pizas de mayor tamaño, solo asequibles para la nobleza y la corte del faraón. En vez del nombre del propietario, se describían escenas completas de cierta relevancia, como la caza de un león o la llegada de una princesa extranjera. 

Por último, tenemos los escarabeos de corazón. Eran piezas colocadas en el pecho de las momias, sobre la posición del corazón, para proteger a este órgano de vital importancia para resucitar en el más allá. El difunto debía superar el Juicio de Osiris, en el que su corazón debía pesar menos que la pluma de Maat, símbolo de la Verdad y la Justicia. 

Los tiempos cambian y las creencias actuales tienen poco que ver con las que tenían vigencia hace más de dos mil años. Pero si resulta que tú también tienes uno de estos amuletos por casa, ya sabes que son más que simples escarabajos de la suerte. 

Referencias:

Huertas López, L. 2022. El verdadero significado del escarabajo egipcio. Youtube.com. Laura Egiptología.

Melic, A. 2003. De los jeroglíficos a los tebeos: los artrópodos en la cultura. Aracnet 11, 32, 325-357. entomologia.rediris.es.

También te puede interesar:
Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo