¿Ocurrió de verdad el Diluvio Universal?

En casi todas las mitologías antiguas existe un relato sobre una inundación apocalíptica. ¿Se basaron en un hecho real o solo es una leyenda recurrente?

Hasta el siglo XIX, la Biblia fue la única fuente literaria del Próximo Oriente que contaba el relato del Diluvio. Una vez que se descifró la escritura cuneiforme, descubrimos un riquísimo conocimiento a partir de miles de tablillas mesopotámicas. En 1872, el conservador del Museo Británico, George Smith, leyó en unas tablillas la historia de un hombre que salvó a su familia y todas las especies de animales de una muerte segura por una gran inundación enviada por los dioses: 

“Al fijarme en la tercera columna, mi vista descubrió la afirmación de que el barco se posó sobre el monte Nimush, seguida por el relato del envío de la paloma, que regresó al no hallar un lugar donde posarse. Supe inmediatamente que había descubierto al menos una porción del relato caldeo del Diluvio”. 

La emoción por su descubrimiento hizo que George Smith empezara a correr por la estancia. Se cuenta que incluso empezó a quitarse la ropa en un arrebato de excitación. Había hecho un descubrimiento increíble. En la mente de un investigador de la época, lo que acababa de hallar era una prueba de que el Diluvio había ocurrido de verdad, pues así lo confirmaba otra fuente y, por tanto, la Biblia podía ser considerada como una fuente fiable para los historiadores. 

Por supuesto, la historiografía ha avanzado mucho desde entonces. Actualmente, la comunidad científica toma la Biblia como un texto de carácter teológico, con relatos mitológicos y legendarios. Por ello, la afirmación más cercana a las evidencias es que no existió el Diluvio Universal, ni, por supuesto, Noé y su arca, ni nada de lo que se relata en la Biblia sobre esta famosa leyenda. 

Diluvio Universal grabado

Grabado que representa el Diluvio según una obra de Aurelio Luini. Siglo XVI. iStock.

En busca de pruebas

Sin embargo, muchos han buscado (y siguen buscando) alguna prueba que demuestre la realidad del Diluvio. El monte Ararat, en Turquía, ha sido objeto de numerosas expediciones, ya que se ha supuesto que en esta elevación quedó varada el arca de Noé cuando el nivel del agua descendió. Algunos exploradores aseguran haber encontrado restos de madera en el Ararat, pero el análisis científico no tarda en derrumbar estos fraudes que intentan demostrar una evidencia arqueológica del arca. 

La existencia o no del Diluvio Universal es uno de los debates más antiguos y recurrentes entre científicos, teólogos y el público en general. Se trata, además, de una leyenda recurrente. De hecho, es uno de los relatos más repetidos en la historia de las diferentes creencias y mitologías que existen o han existido en el mundo. En mitologías de China, India y en varios lugares de América se habla de un episodio similar en el que una gran inundación enviada por los dioses acaba con los humanos excepto un elegido y su esposa o familia.

La mitología griega cuenta cómo Zeus produjo un gran diluvio, enfadado con los humanos por aceptar el fuego que Prometeo había robado del Monte Olimpo. Deucalión y su esposa fueron los únicos supervivientes gracias a la construcción de una embarcación. Y, por supuesto, el Diluvio Universal es un relato compartido por la tradición literaria del Próximo Oriente, de la que es fruto la propia Biblia.

Arca Noe Dore

Dibujo de Gustave Doré sobre el arca y la paloma que soltó Noé. Siglo XIX. Wikimedia.

Una inundación real

Con todo, existe una teoría científica que intenta dar sentido al Diluvio Universal a partir de un suceso real que pudo dar pie a la extendida leyenda. William Ryan y Walter Pitman publicaron en 1998 una explicación sobre la historia de Noé. Estos geólogos marinos de la Universidad de Columbia expusieron que alrededor del 5500 a. C. se produjo una violenta inundación en el actual Mar Negro y este cataclismo pudo inspirar el relato del Diluvio Universal. 

Según la teoría, el nivel del mar subió drásticamente cuando los glaciares se derritieron a finales de la Edad de Hielo, hace unos 12 000 años. Esta situación hizo que el agua del Mediterráneo colmara el mar de Mármara, hasta que acabó superando el valle del Bósforo, actualmente un estrecho donde se ubica Estambul. El agua salada penetró a gran ritmo en un lago de agua dulce conocido como Euxino. Se piensa que el lago creció a más de 10 centímetros por día hasta formar lo que hoy día conocemos como Mar Negro, de agua salada. 

Los análisis llevados a cabo en la zona confirman esta inundación. Los sedimentos del Mar Negro muestran un cambio de color que tuvo lugar hacia el 5500 a. C., en los que se distinguen la fase de agua dulce y la de agua salada superpuesta. Además, se dataron conchas por Carbono 14 y, de nuevo, la cronología marcó un cambio en las mismas fechas entre moluscos de agua dulce y de agua salada. Estas evidencias confirmaron la teoría de Ryan y Walter. 

Una catástrofe de esta magnitud no pudo pasar desapercibida entre las poblaciones de las regiones circundantes. Muchos kilómetros cuadrados quedaron inundados en poco tiempo, lo cual debió cobrarse vidas humanas y animales. Este desastre natural pudo ser el origen de narraciones orales que terminaron inmortalizadas en los relatos de Mesopotamia y la Biblia. Sin embargo, esta relación entre la causa y su efecto en la literatura no es demostrable por ahora. Por tanto, el debate sobre el Diluvio Universal sigue abierto para muchos. 

Referencias:

Alonso López, J. 2013. El Diluvio Universal. La historia detrás del mito. Historia National Geographic 117, 34-45. 

Azpiroz, A. 2011. ¿Existió el Diluvio Universal? abc.es.

Nuño, A. 2021. ¿Existió el diluvio universal? Por qué hay tantas civilizaciones que hablan de él. elconfidencial.com

También te puede interesar:
Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo