Los romanos también hacían grafitis de penes

La piedra encontrada en las ruinas de un fuerte romano en Reino Unido muestra un tosco pene y un insulto: 'Secundinus, cacor', que se traduce como 'Secundino, el cagón'. Los arqueólogos creen que el grabado lo hizo un soldado para insultar a un compañero.

Los arqueólogos británicos que se encontraban trabajando en las ruinas del fuerte romano de Vindolanda debieron de quedarse pasmados al ver una piedra con un pene tallado y un insulto. Básicamente llamando cagón a alguien.

La piedra mide 40 centímetros de ancho y 15 de alto y fue descubierta el pasado 19 de mayo en Vindolanda, las ruinas de un fuerte romano situado al sur del Muro de Adriano. Esta estructura fortificada servía de frontera norte del Imperio Romano y se construyó a lo largo de Inglaterra para defender a la Gran Bretaña romana de los pictos no conquistados de Caledonia (formada por la actual Escocia y parte del norte de Inglaterra). Los arqueólogos creen que el grafiti fue tallado en la piedra en algún momento del siglo III d.C.

Piedra romana con pene e inscripción
Vindolanda Trust

Dylan Herbert es un bioquímico jubilado de Gales que trabaja de manera voluntaria en la excavación. Fue él quien dio con el grafiti, una piedra que no hacía más que estorbarle en su tarea, pues tropezaba continuamente con ella. Cuando tuvo permiso para retirarla, Herbert encontró lo que encontró. "Por detrás parecía como todas las demás, una piedra muy corriente, pero cuando le di la vuelta, me sorprendió ver unas letras claras", dijo Herbert en un comunicado. "Solo después de quitar el barro me di cuenta de la magnitud de lo que había descubierto, y me quedé absolutamente encantado".

Aunque de primeras lo que más llama la atención de la piedra es el falo, lo que más interesó a los investigadores fue la inscripción que lo acompaña. Los expertos reconocieron la frase “Secundinus cacor”, que es una abreviatura de “Secundinus cacator”, que se traduce como "Secundino, el cagón".

"La recuperación de una inscripción, un mensaje directo del pasado, es siempre un gran acontecimiento en una excavación romana", dijo en el comunicado Andrew Birley, director de las excavaciones y consejero delegado del Vindolanda Charitable Trust. "Pero éste realmente nos hizo levantar las cejas cuando desciframos el mensaje en la piedra".

Encontrar la talla de un pene en una ruina romana no es algo raro y es que este tipo de representaciones era frecuente en el Imperio romano. De hecho, es el decimotercer falo que se encuentra en la excavación de Vindolanda, y eso que solo se ha excavado por completo la cuarta parte del yacimiento. En junio de 2021 se descubrió en la zona una talla de un jinete desnudo y su miembro expuesto.

Los falos eran símbolos de buena suerte o fertilidad y por eso se solían tallar, apuntan los autores del descubrimiento en un comunicado. En este caso, la intencionalidad sería otra, la de insultar a alguien. Los autores han señalado que la profundidad de las líneas grabadas en la roca sugiere que el artista pasó mucho tiempo trabajando en la piedra, lo que pone de manifiesto la inquina que le tendría al tal Secundino.

La piedra estaba colocada, además, en un lugar visible de la fortaleza. De esta manera, el receptor del mensaje sería eficazmente avergonzado, así, a la vista de todos.

La nueva talla es el equivalente romano a hablar mal de alguien en las redes sociales hoy en día, escribieron los investigadores en el comunicado. "Su autor tenía claramente un gran problema con Secundinus y tenía la suficiente confianza para anunciar sus pensamientos públicamente", dijo Birley. "No tengo ninguna duda de que a Secundino no le habría hecho ninguna gracia ver esto cuando paseaba por el lugar hace más de 1700 años".

 

Referencia: Baker, H. 2022. Penis graffiti and explicit insult carved into ancient stone 'raises eyebrows' at Roman fort. Live Science. https://www.livescience.com/roman-penis-graffiti-stone-uk

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Aprendiendo cada día un poco más. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo