Descubren una pintura de Leda seducida por el cisne en Pompeya

Se ha hallado una pintura que representa a la hermosa reina de Esparta en la mitología griega, Leda, magníficamente conservada desde la erupción del Vesubio, que hace casi 2.000 años acabó con aquella antigua ciudad romana.

Pintura de Pompeya

Se trata de un fresco en el que se retrata de forma sensual a la figura mítica de Leda, cuando fue seducida por un cisne, según cuenta la leyenda griega.

Descubierto en un pequeño dormitorio entre las ruinas de Pompeya (Italia), en esta pintura de asombrosa calidad, Leda aparece con el cuerpo cubierto parcialmente por una tela dorada, escenificando el momento en que Zeus, convertido en cisne, la conquista.

Ante este nuevo descubrimiento, el director del parque arqueológico de Pompeya, Massimo Osanna, declaró que se trataba de una representación "única e interesante". Los arqueólogos y restauradores limpian y restablecen el fresco hallado en tan buenas condiciones que conserva una intensidad en los colores mucho más alta que en otros de la vieja Pompeya.

En la misma casa donde se ha hallado el fresco de Leda se había comenzado los trabajos de restauración unos meses atrás, y se encontró un fresco del dios griego de la fertilidad, Príapo.

Mientras que la representación artística de la deidad helena de Príapo decoraba el vestíbulo de entrada de la casa, el retrato de Leda se encontró en un pequeño dormitorio detrás de un gran salón.

Todavía no se ha podido determinar quién fue el propietario de esta lujosa vivienda, pero lo cierto es que debía albergar en su interior muchos elementos decorativos, que se presuponen de alto nivel.

Según el director del parque arqueológico de Pompeya, Osanna, el dueño de la vivienda probablemente fue un comerciante rico, posiblemente un antiguo esclavo que estaba ansioso por elevar su estatus social a través de referencias a mitos culturales de alto nivel.

En la vivienda conocida como la Casa del Poeta Trágico destacan una serie de frescos de temas heroicos y míticos. Entre las ilustraciones se encuentra un fresco del sacrificio de Ifigenia. Se trata de una casa de modestas dimensiones pero decorada con mucha elegancia, probablemente una muestra de una clase media enriquecida durante los últimos años de la ciudad.

En otras casas donde se encuentran representaciones pictóricas de Admeto y Alcestis, Venus, Ariadna, Teseo y Narciso.

También te puede interesar:

Pompeya, un descubrimiento a cada paso

El trabajo arqueológico de esta antigua ciudad romana arrasada por la lava del Vesubio ha sido intenso, e ingente, durante todo el siglo XX.

La calidad de las obras de arte que alberga denota el alto nivel adquisitivo de los propietarios de aquellas viviendas construidas en lo que fue una urbe de veraneo para los más adinerados del Imperio Romano.

Hoy en día, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1997, ofrece un cuadro de la vida romana durante el siglo I.

El foro, los baños, muchas casas y algunas villas permanecieron en un sorprendente buen estado de conservación. A poca distancia de la ciudad se descubrió un albergue de 1.000 m² que hoy en día se conoce como "Gran Hotel Murecino".

Pero, también a sufrido destrozos, porque las ruinas de Pompeya fueron objeto de varias campañas de bombardeo por parte de los Aliados en 1943, que destruyeron buena parte del Teatro Grande y del Foro, así como algunas casas, que fueron convenientemente restauradas una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial.

CONTINÚA LEYENDO