Vídeo de la semana

En Egipto entrenaban a los babuinos para atrapar a criminales

Su relación con estos animales es una de las más sólidas de su panteón, pero no solo incluye lo divino, también lo terrenal

Antiguo Egipto
Egyptian Museum, Cairo

En el Antiguo Egipto eran muchos los animales considerados en mayor o menor medida divinos o al menos dignos de especial consideración. Desde los gatos (vinculados a Bastet), los cocodrilos (Sobek), las aves (Horus), las serpientes (Atum) y los escarabajos (Jepri) entre otros. Pero una de las relaciones más profundas es que la que tenían con los babuinos a quienes identificaban con Toth, una deidad capital en el panteón egipcio ya que era el dios de la sabiduría, la escritura jeroglífica, la ciencia, la magia, las artes y los muertos.

Una de las primeras manifestaciones divinas de los babuinos posiblemente sea una deidad del inframundo conocida como Baba y retratado con forma de mono de orejas rojas o un perro de color rojo. Es el Bebuv o Bebuva de Plutarco y hay quienes ven en este nombre la raíz etimológica de la propia palabra "babuino".

Algo más cerca en el tiempo, los babuinos comenzaron a asociarse con Toth, quizás por su inteligencia, y también con Ra, el dios del Sol, ya que observaron los egipcios observaron que los babuinos le gritaban al sol naciente, y esto se convirtió en imágenes de babuinos con los brazos levantados en el acto de adorar la salida del astro. Por último, se cree que uno de los Cuatro Hijos de Horus, Hapi, tenía cabeza de babuino. 

Pero es en el aspecto más terrenal donde comienza lo interesante. Durante el período pre-dinástico, todavía se podían encontrar en Egipto el babuino hamadríade (P. hamadryas) y babuinos oliva o de Anubis (P. anubis). Su relación con los humanos era muy estrecha y se usaba para la recolección de frutos (como muestra una tumba de la dinastía XII) , como entretenimiento tocando instrumentos musicales, “colaborando” en la producción de bebidas alcohólicas  y hasta como“perros pastores”, que cuidaban el ganado.  Sin embargo su historia no debió haber sido muy feliz. En Hieracómpolis , por ejemplo, se ha descubierto un cementerio con restos de varios animales, incluidos babuinos, que alguna vez fueron usados como mascotas. Los huesos de los babuinos sugieren que fueron golpeados repetidamente mientras estaban vivos. Este cementerio tiene alrededor de 5000 años y data del final del período Pre-Dinástico. Lo que sugiere que en aquellos tiempos los antiguos egipcios apenas estaban comenzando su relación con estos primates y los golpes pretendían domesticarlos. A medida que los egipcios se volvieron mejores manipuladores, se administraron menos palizas a sus mascotas, como se ve en los restos de babuinos de períodos posteriores.

Pero el uso más sorprendente que hicieron los egipcios de los babuinos fue el de “policías”. De acuerdo a las imágenes delbajorrelieve de Tepemankh (unos 4500 años de antigüedad y en el que se relatan escenas de mercado) es posible ver a un hombre desnudo que intenta escapar de un babuino, que lo sujeta por la pierna. El hombre, probablemente un ladrón, está tratando de mantener alejado al babuino con su brazo. Un segundo hombre, con una falda y un bastón, sostiene al babuino con una correa mientras con la otra mano mantiene a otro babuino.

Continúa leyendo