El origen de los fenicios

Explicamos cuándo, cómo, dónde y por qué surgió la civilización fenicia.

 

Los fenicios comerciaron por todo el Mediterráneo antiguo. Su destreza marítima les permitió llegar a rincones tan lejanos como la Península Ibérica. Colonizaron territorios con ciudades convertidas en centros comerciales y entre sus intercambios se cuentan elementos culturales tan importantes como el alfabeto. Pero ¿quiénes eran los fenicios? ¿De dónde salieron?

Una localización estratégica

Toda civilización, cultura, pueblo o ciudad nace por distintos factores interconectados. Para comprender el origen de los fenicios, no podemos más que atender al contexto político y geográfico del Bronce Final. Por entonces, la franja de tierra conocida desde antiguo como Canaán, era una zona codiciada por las dos grandes potencias del momento: Egipto y Hatti. A ellos se unía el trajín de las naves micénicas por el Mediterráneo.

Nos referimos a la costa libanesa, cuya tensión por el control del territorio entre egipcios e hititas estalló en la batalla de Qadesh en 1274 a. C.

“Esta situación es el reflejo de la enorme importancia estratégica que por aquel entonces tenía el corredor sirio-palestino, una zona con un potencial comercial impresionante que enlazaba las rutas terrestres entre la cuenca del Éufrates y el desierto, y conectaba las importantes potencias de Egipto y Hatti. A esto se le sumaba ser una región dotada de unos recursos naturales estratégicos para las regiones vecinas y que acabó siendo el distribuidor comercial de todo el Mediterráneo oriental”.

Estos fueron los factores que hicieron del comercio la actividad más importante de ciudades como Ugarit, Biblos, Sidón o Tiro, auténticos emporios comerciales gracias a su favorable situación geográfica.

Ciudades bajo la tutela de grandes potencias

Desde el III milenio a. C., las ciudades cananeas mantuvieron contactos comerciales con Egipto. Y, como en todo comercio, el intercambio no se limitaba a lo material, sino que la influencia cultural de Egipto en estas ciudades es más que palpable en sus productos manufacturados y obras de arte.

Tanto es así que en la costa cananea nunca llegó a formarse un estado centralizado, sino que las ciudades contaban con su propio gobierno y siempre se mantuvieron bajo la tutela de alguna potencia como Egipto o Hatti:

“La situación de esplendor económico y comercial vivida por la franja líbano-israelí durante finales de la Edad del Bronce vino dada por este equilibrio de poderes que permitía a la zona servir como intermediaria y beneficiaria del control de fuertes potencias”.

Estas ciudades estado se organizaron con una estructura muy común en la Antigüedad. Un gobernador o rey se situaba a la cabeza del poder. Tenía funciones sacerdotales y era asistido en sus tareas de gobierno por un consejo de ancianos y un cuerpo de funcionarios, del que sobresalía el sufete, un magistrado con amplias funciones que tuvo gran importancia en las posteriores colonizaciones.

Las invasiones de los pueblos del mar

Pero el equilibrio de poderes sobre el que pivotaba la franja libanesa se rompió a partir del 1200 a. C. En el siglo XII a. C. tuvo lugar uno de los acontecimientos más destacados del Mediterráneo y el Próximo Oriente Antiguo: las invasiones de los pueblos del mar.

Fueron llamados así por las propias civilizaciones que sufrieron los ataques de estos guerreros que veían llegar por el mar. Se trata de uno de los procesos que hacen correr más ríos de tinta entre los investigadores actuales. Un halo de misterio envuelve estos sucesos que, a pesar de las incógnitas acerca de las causas que los provocaron, sí tenemos claro las drásticas consecuencias de tuvieron. Los pueblos del mar acabaron con las grandes civilizaciones del momento. Desde la costa de Asia menor hasta el delta del Nilo, pasando por el interior en territorio de hititas y asirios, los pueblos del mar destruyeron ciudades a su paso.

Estos movimientos migratorios, invasiones y destrucciones tuvieron como consecuencia la implantación de un nuevo orden en el Próximo Oriente y el levante mediterráneo. Cuando el sistema previo se derrumbó:

“Se creó un vacío de poder que fue lógicamente aprovechado por los elementos sociales que habitaban esas tierras, los cananeos, y que evolucionaron a partir de este momento como un cuerpo cultural más autónomo y fuerte”.

Una vez que los cananeos se hicieron con el control de la zona se enfocaron definitivamente al mar y el comercio. Se recuperaron las rutas comerciales marítimas y terrestres y esta actividad llevó a la formación de lo que los griegos llamaron Fenicia.

Referencias:

Agencias. 2020. El oscuro origen de los fenicios. lavanguardia.com.

Córdoba de la Cruz, J. L. 2017. Breve historia de los fenicios. Nowtilus.

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo