Descubren una ciudad imperial romana en los Pirineos

Uno de los grandes misterios es el nombre de esta urbe.

Un equipo de investigadores ha encontrado una ciudad romana con pórticos, termas, cloacas y posiblemente un templo. Situada en la ladera sur del Pirineo aragonés, este enclave ha pasado desapercibido durante siglos. Tanto, que ni siquiera conocemos el nombre de esta urbe del imperio romano.

Una sorprendente casualidad

La cronología del descubrimiento inicia en el año 2018. El Ayuntamiento de Artieda, en Zaragoza, contactó con el Área de Arqueología de la Universidad de Zaragoza para que investigaran unos hallazgos antiguos en una zona cercana a la ermita de San Pedro. Los restos arqueológicos a estudiar se dispersaban por tres yacimientos arqueológicos: El Forau de la Tuta, Campo de la Virgen y Campo del Royo. Los especialistas han descubierto que los tres yacimientos forman parte de un mismo conjunto de un tamaño todavía por determinar en el que se han encontrado dos niveles de ocupación: una ciudad romana de época imperial, datada entre los siglos I al V y una villa medieval de los siglos IX al XIII conocida como Arteda Civitate. Los trabajos para conocer mejor este enclave no han hecho más que comenzar. 

El descubrimiento ha sido tan inesperado como atractivo, dadas las dimensiones y posibilidades que ofrece el yacimiento. Las incógnitas por resolver son muchas, pero la ilusión es aún mayor por parte de unos arqueólogos que han tenido el privilegio de hallar un territorio inexplorado arqueológicamente. 

Mosaico romano

Uno de los mosaicos descubiertos en el yacimiento. Gobierno de Aragón.

¿Qué han descubierto?

La tecnología actual utilizada para este tipo de intervenciones arqueológicas es la que ha permitido averiguar los hallazgos ante los que se enfrentan los investigadores. El uso de un dron y cámaras equipadas con tecnología georradar permiten fotografiar el subsuelo sin dañar las distintas capas en las que se puedan dividir los hallazgos. 

“Cuando procesamos las imágenes que obtuvimos con el dron, pudimos comprobar que se veía un entramado de calles que nos llevó a hacer el sondeo en ese sitio para ver que efectivamente existía”.

Así lo contaba Paula Uribe que, junto a José Ángel Asensio y María Ángeles Magallón encabezan el grupo de investigación que ha descubierto la ciudad romana. Los primeros resultados han sido publicados en el informe “El Forau de la Tuta, una ciudad imperial romana hasta ahora desconocida de la vertiente sur de los Pirineos”, recogido en las actas del IV Congreso de Arqueología y Patrimonio Aragonés. Pudieron confirmar así que había un cruce de dos vías: 

“En uno de ellos, posiblemente una de las calles principales del asentamiento, se documentaron también los restos de una acera y una canalización de superficie destinada a la evacuación de aguas, que los peatones podían salvar por medio de tres piedras pasaderas. Dicha calle principal debió contar con una acera porticada, a juzgar por la presencia en sus laterales de dos cimentaciones de planta cuadrada”. 

En los sondeos también localizaron mosaicos blanquinegros y un pavimento que, según sus características, formaría parte de unas termas. En lado oeste del yacimiento han podido encontrar cuatro bocas de desagüe de cloacas y otras estructuras que servirían para el abastecimiento de agua. Son señales inequívocas de un asentamiento urbano del período romano, en los que la evacuación de aguas eran una necesidad importante. 

Por otro lado, los investigadores han analizado restos reutilizados en construcciones posteriores, entre los que destacan dos capiteles corintios, basamentos, varios fragmentos de columnas y de cornisa, con unas dimensiones propias de grandes edificios públicos del período altoimperial. Del estudio de dos capiteles se deduce que: 

“Formarían parte de columnas corintias de más de seis metros de alzado y pertenecientes a un edificio público de dimensiones monumentales, quizá un templo del foro. En cuanto a su cronología, estilísticamente pueden datarse a finales del siglo I, en época flavia tardía, o comienzos de la antonina”.

Columna romana

Restos romanos reutilizados en construcciones posteriores. Gobierno de Aragón.

¿Qué hace una ciudad como esta en un lugar como este?

El yacimiento de el Forau de la Tuta se sitúa a kilómetro y medio de Artieda, junto al paso del río Aragón. Los restos se encuentran en una extensión de cuatro hectáreas, pero los investigadores no descartan que la ciudad romana sea más grande, por lo que sería conveniente explorar terrenos adyacentes. 

La ciudad romana que se ha descubierto se situaba en una encrucijada interesante para su crecimiento. Por esta zona pasaba una calzada que conectaba las ciudades de Jaca, Lumbier y Pamplona en época romana. Esta posición pudo hacer de esta ciudad un enclave estratégico para los romanos. 

Todo lo descrito hasta la fecha: 

“Corresponde a un único complejo urbano de entre los siglos I y II y que contaba con infraestructuras y monumentos públicos”.

Uno de los grandes misterios a resolver es el nombre de esta ciudad romana que, a pesar de sus aparentes dimensiones, no se ha encontrado mención alguna entres los textos romanos que conservamos. El trabajo no ha hecho más que empezar y nos queda mucho por conocer de este nuevo descubrimiento. Estaremos atentos a las novedades. 

Referencias: 

Asensio, J. Á. et al. 2022. El Forau de la Tuta (Artieda, Jacetania, Zaragoza), una ciudad imperial romana, hasta ahora desconocida, en la vertiente sur de los Pirineos. Actas IV Congreso de Arqueología y Patrimonio Aragonés. 208-216. 

Olaya, V. 2022. Descubierta una desconocida ciudad romana con “edificios de proporciones monumentales” al pie de los Pirineos. elpais.com

Serrano, M. 2022. 'El Forau de la Tuta': así es la ciudad imperial romana descubierta en Pirineos. eldebate.com

También te puede interesar:
Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo