Descubren la prueba más antigua del calendario maya de la que se tiene constancia

Un grupo de arqueólogos de Guatemala ha descubierto la prueba más antigua del calendario maya de la que se tiene constancia: dos fragmentos de murales que, al unirlos, revelan una anotación conocida como '7 ciervos' y que datan de entre el 300 a.C. y el 200 a.C.

Los dos fragmentos han sido encontrados en la Pirámide de la Pinturas, en la zona arqueológica de San Bartolo, al noreste de la antigua ciudad maya de Tikal (Guatemala), y al unirse dan lugar a un glifo que simboliza la cabeza de un ciervo debajo de dos puntos y una línea, que significaría el número siete. De ahí lo de “siete ciervos”. Según la datación por radiocarbono realizada por el equipo de investigación, los fragmentos datarían de entre el 300 a.C. y el 200 a.C. Esta temprana fecha indica que este calendario adivinatorio maya, que también fue utilizado por otras culturas precolombinas de Mesoamérica, como los aztecas, se ha usado durante al menos 2300 años, ya que todavía lo siguen los mayas modernos, dijeron los investigadores.

Los investigadores encontraron los fragmentos del mural en el yacimiento arqueológico de San Bartolo, al noreste de la antigua ciudad maya de Tikal. Stuart formó parte del equipo que descubrió San Bartolo en 2001. "Está en las remotas selvas del norte de Guatemala" y es famoso por sus murales mayas que datan del período Preclásico Tardío (400 a.C. a 200 d.C.), dijo.

Los murales de San Bartolo se encuentran en un enorme complejo conocido como Las Pinturas, que los mayas construyeron durante cientos de años. Cada cierto tiempo, los mayas construían sobre un complejo antiguo, edificando estructuras más grandes e impresionantes. Sería, por así decirlo como las capas de una cebolla y lo más antiguo se escondería en el interior.

Los investigadores recogieron material orgánico antiguo, como carbón vegetal, dentro de la capa donde se descubrieron los fragmentos de murales. Mediante la datación por radiocarbono de estos fragmentos, pudieron estimar la fecha de creación de los murales.

Sin embargo, estos murales no estaban en una sola pieza. En total, el equipo descubrió unos 7000 fragmentos de varios murales. De esta colosal colección, el equipo analizó 11 fragmentos de murales, descubiertos entre 2002 y 2012, con datación por radiocarbono. Entre ellos se encontraban las dos piezas que formaban la notación "7 ciervos", que incluye un glifo o imagen de un ciervo bajo el símbolo maya del número siete (una línea horizontal con dos puntos sobre ella).

Los calendarios mayas

La civilización maya poseía cuatro calendarios distintos. Uno de ellos es el calendario sagrado de adivinación, o Tzolk'in, del que procede la notación de los "7 ciervos". Este calendario tiene 260 días que consisten en una combinación de 13 números y 20 días que tienen diferentes signos, como los ciervos. Sin embargo, los 260 días no forman un año. Más bien es un ciclo similar a la semana de siete días. La notación "7 ciervos" no da una fecha; no dice la estación o el año en que ocurrió algo. Actualmente este calendario se emplea para la adivinación y el mantenimiento de registros ceremoniales.

Los otros tres calendarios mayas son: el Haab', un calendario solar que dura 365 días pero que no tiene en cuenta los años bisiestos, un calendario lunar y el calendario de la Cuenta Larga, que sigue los principales ciclos temporales. Este último fue el que “marcó” el fin del mundo en 2012. Realmente lo que indicaba era el fin de un ciclo, no del mundo.

Existen otras anotaciones calendáricas que podrían ser más antiguas que el hallazgo de “7 ciervos” recientemente descrito, pero son difíciles de datar porque fueron talladas en piedra, que no contiene carbono radiactivo que pueda ser datado. Además, es posible que estas piedras talladas fueran trasladadas, lo que significa que una fecha del yacimiento podría no reflejar la fecha de estos calendarios, dijo Stuart. Por ejemplo, una propuesta de calendario tzolk'in encontrada en el valle de Oaxaca, en México, tiene fechas que oscilan entre el 700 a.C. y el 100 a.C., según varios estudios.

 

Referencia:

Stuart, D. et al. 2022. An early Maya calendar record from San Bartolo, Guatemala. Science Advances. DOI: DOI: 10.1126/sciadv.abl9290

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Aprendiendo cada día un poco más. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo