Descubren el que podría ser uno de los templos del sol perdidos de Egipto

Los restos de un edificio de adobe localizados al sur del Cairo podrían pertenecer a uno de los cuatro templos del sol perdidos de la V dinastía egipcia. Ninguno de los templos se conoce en persona sino a través de fuentes históricas.

Una colaboración arqueológica entre polacos e italianos que trabaja en el templo del faraón Nyuserra (2449-2418 a.C.) al sur del Cairo afirma haber encontrado uno de los cuatro templos del sol perdidos de Egipto. Los templos se conocen solo por textos históricos que los nombran, nunca han sido descubiertos.

Los templos del sol de Egipto fueron construidos por los faraones de la Quinta Dinastía (hace unos 4 500 años) y estaban dedicados a Ra, el dios del sol generalmente representado como un halcón con el disco solar. En muchas ocasiones incluyen restos impresionantes, pero solo se han descubierto dos de los seis o siete templos.

Templo del sol
Facebook Ministry of Tourism and Antiquities

El Ministerio de Antigüedades y Turismo egipcio anunció el hallazgo el pasado sábado y mostró imágenes del lugar parcialmente excavado. Por el momento, no se ha confirmado que se trate de un templo solar egipcio, pero las excavaciones y la ubicación concreta del yacimiento hacen pensar que así es.

"El descubrimiento insinúa que los restos podrían pertenecer a uno de los cuatro templos solares perdidos de la Quinta Dinastía, conocidos sólo en fuentes históricas pero que aún no han sido encontrados hasta ahora", puede leerse en el comunicado.

El edificio se ha encontrado en Abu Ghorab, al norte de Abu Sir. Fue desenterrado mientras el equipo de arqueólogos polacos e italianos trabajaba en el templo del faraón Nyuserra y se toparon con un edificio de ladrillos de barro situado debajo del templo del faraón. El templo solar, al que se accede a través de una entrada de piedra caliza, tiene suelos de adobe y enormes bloques de cuarzo. Según comentó el jefe del Sector de Antigüedades Egipcias del Consejo Supremo de Antigüedades, Ayman Ashmawy en el comunicado, es probable que el faraón destruyera parte del templo de barro para construir el suyo, dándose más importancia a él mismo que al propio Ra.

A diferencia de las pirámides, que se construían con la idea de asegurar a los antiguos gobernantes de Egipto que después de morir viajarían al más allá, había templos que se erigían para los faraones mientras vivían, como si se les otorgara un estatus de dios. 

En la zona se han encontrado numerosas vasijas de cerámica que pudieron emplearse en rituales de fundación del templo del faraón, en los que un dignatario iniciaba la construcción de un nuevo edificio.

Templos del sol como este aportan información valiosísima acerca de la cultura egipcia en la época de la Quinta Dinastía, de la que los historiadores no saben demasiado. El trabajo arqueológico continúa en la zona con la esperanza de poder confirmar que efectivamente se trata de un templo del sol y poder desenterrar más artefactos de este periodo de la historia antigua.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Aprendiendo cada día un poco más. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo