Descubren 250 momias y 150 estatuas de bronce del antiguo Egipto

El tesoro arqueológico pertenece al periodo tardío, alrededor del 500 a.C. Entre las estatuillas desenterradas se encuentra la de Imhotep, el arquitecto de la pirámide de Djoser, una de las primeras de Egipto. Uno de los ataúdes encontrados escondía en su interior un papiro intacto y sellado que podría contener capítulos del Libro de los Muertos.

Lo que acaba de descubrir un grupo de arqueólogos que se encontraba trabajando en El Cairo es todo un tesoro arqueológico. El equipo ha hallado nada más y nada menos que 250 sarcófagos de madera con sus correspondientes momias y 150 estatuillas de bronce, entre las que destaca la de Imhotep, en la necrópolis de Saqqara.

Saqqara es una gran necrópolis de la antigua capital egipcia, Menfis, un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que alberga más de una docena de pirámides, lugares de enterramiento de animales y antiguos monasterios cristianos coptos.

Sarcófago
iStock

Según un comunicado del Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio, las estatuillas representan a los dioses Anubis, Amón, Min, Osiris, Isis, Nefertum, Bastet y Hathor. La de Imhotep no tiene cabeza. Imhotep vivió en el tercer milenio antes de Cristo y fue el responsable de la construcción de la pirámide escalonada de Djoser, una de las primeras que se levantaron en el antiguo Egipto. Más tarde, el mismo Imhotep se convirtió en el dio de la medicina. En palabras de Mostafa Waziri, jefe del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Imhotep "revolucionó la arquitectura" en el mundo antiguo.

Además de las estatuas de bronce que representan a dioses y diosas del antiguo Egipto, los arqueólogos han descubierto 250 sarcófagos de madera con momias en su interior que datan de alrededor del siglo V a. C. En el interior de uno de estos sarcófagos, el equipo ha descubierto un papiro intacto con jeroglíficos. Está sellado y mide unos 9 metros de largo. Se cree que contiene capítulos del Libro de los muertos, compuesto por una colección de textos funerarios con conjuros que los egipcios empleaban para guiar a los muertos por el inframundo. Waziri ha informado de que el papiro ha sido trasladado al laboratorio del Museo Egipcio en el centro de El Cairo para su restauración y estudio.

El presente hallazgo también incluye amuletos, recipientes de bronce que se usaban en el culto a la diosa Isis, estatuas de madera con el rostro dorado de esta diosa y de Neftis (ambas de una época anterior), cosméticos como el característico khol que empleaban para delinear la mirada, piezas de joyería como pendientes y brazaletes y un instrumento musical conocido como sistrum, que se agitaba para emitir sonido.

Los sarcófagos, por su parte, se trasladarán al Gran Museo Egipcio, que las autoridades esperan inaugurar cerca de las pirámides de Guiza a finales de este año, tras repetidos retrasos. Hay muchas esperanzas puestas en él, además de en los descubrimientos arqueológicos de los últimos años, para que ayuden a reactivar el turismo en el país, muy tocado por eventos como la revolución de 2011 y sus disturbios, la pandemia de coronavirus y, ahora, el parón de los turistas rusos y ucranianos, que representaban a una gran parte de los visitantes del país.

También en Saqqara, pero en el pasado mes de marzo, se descubrieron cinco antiguas tumbas faraónicas, y en enero de 2021 se anunció el descubrimiento de más de 50 sarcófagos de madera que datan del Reino Nuevo, que terminó en el siglo XI a.C.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Aprendiendo cada día un poco más. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo