Vídeo de la semana

Ya es posible pasear por los pasillos bajo la arena del Coliseo de Roma

Por primera vez, el Coliseo de Roma permitirá caminar por las mazmorras que albergaban a los prisioneros, leones y gladiadores.

Después de dos años y medio de trabajo para apuntalar los pasajes subterráneos del Coliseo, la subestructura del Coliseo, o hipogeo, el backstage de la arena, ha sido restaurada (tras una inversión de mas de 25 millones de euros) y ya está abierta a los turistas, algo que nunca pudieron hacer los visitantes de la época.

Durante los siglos en que los espectadores llenaban el Coliseo para contemplar espectáculos repletos de gladiadores y animales salvajes, al público se le prohibió aventurarse por debajo del nivel del escenario. La prohibición duró desde el año 80 d.C. cuando se inauguró el anfiteatro, hasta el último espectáculo, que tuvo lugar en el año 523.

Ahora, el Coliseo de Roma, de 2.000 años de antigüedad, el monumento de la ciudad italiana que atrae a unos seis millones de turistas cada año, gracias al trabajo de más de 80 arqueólogos, arquitectos e ingenieros, podremos ahora deambular por la pasarela de 160 metros que será accesible al público y que también revela parte del anfiteatro de piedra que anteriormente estaba bloqueado para los turistas.

Estos pasillos albergaron en su día jaulas y habitaciones donde los prisioneros, animales y gladiadores esperaban para atravesar trampillas para entrar a la arena, donde luchaban hasta la muerte frente a espectadores sedientos de sangre.

El trabajo de restauración por parte de equipos de ingenieros, topógrafos, trabajadores de la construcción, arquitectos y arqueólogos se interrumpió durante parte de la pandemia Covid-19. La restauración del hipogeo es la segunda parte de un proyecto de tres fases en el Coliseo que comenzó hace ocho años y por el que Tod's ha pagado un total de 25 millones de euros. La primera fase se centró en la limpieza de la fachada del Coliseo, y la parte final, que se espera que se complete en 2024, incluirá la restauración de las galerías y el sistema de iluminación, así como la adición de un nuevo centro de visitantes.

 

Una de las 'siete maravillas del mundo moderno'

La subestructura incluye un sistema de túneles con dos pasillos principales, todo ello dispuesto como un laberinto. Los túneles también conducen a otros edificios fuera del Coliseo. Las habitaciones se construyeron con ventanas para permitir la circulación de aire para los esclavos que tenían la tarea de alimentar a los animales salvajes enjaulados.

El suelo del Coliseo también está en proceso de reconstrucción, lo que ofrecerá a los visitantes una vista de gladiador de la 'majestuosidad' del antiguo anfiteatro. El nuevo escenario de alta tecnología, que podría albergar eventos culturales, podrá cubrir o descubrir rápidamente las redes subterráneas, lo que permitirá protegerlas de la lluvia o ventilarlas.

Milan Ingengneria, una empresa de ingeniería, a la que se ha concedido el contrato, planea diseñar un suelo de madera retráctil de alta tecnología que se completará en 2023. El nuevo piso tendrá listones de madera conectados a los rieles, lo que le permitirá girar 90 grados para que pueda juntarse para revelar los pasadizos recién restaurados.


El Coliseo se utilizó durante más de 500 años, y sus últimos juegos registrados se llevaron a cabo en el siglo VI. Albergaba a más de 50.000 personas que acudían para contemplar los sangrientos juegos en la arena con gladiadores y animales, incluidos osos, tigres, elefantes y rinocerontes.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo