Vídeo de la semana

Hallan una ciudadela de hace 1.800 años escondida en Tikal

La tecnología LiDAR ha permitido el hallazgo de esta ciudadela de estilo teotihuacano en uno de los mayores yacimientos arqueológicos de la civilización maya.

tikal
iStock

Un equipo de arqueólogos de la Universidad Brown, la Universidad de Texas en Austin, la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya y el Proyecto Arqueológico Sur de Tikal han hecho un descubrimiento impresionante: lo que durante mucho tiempo se creía que era un área de colinas naturales en la ciudad maya clásica de Tikal, Guatemala, ha resultado ser una antigua ciudadela de hace 1.800 años, diseñada específicamente para parecerse a la Ciudadela y el Templo de la Serpiente Emplumada de la capital imperial de Teotihuacán, la ciudad más grande y poderosa de las Américas antiguas.

"Lo que habíamos tomado por colinas naturales en realidad se modificó y se conformó con la forma de la ciudadela, el área que posiblemente fuera el palacio imperial, en Teotihuacan", comentó Stephen Houston de la Universidad Brown y coautor del trabajo que publica la revista Antiquity. “Independientemente de quién construyó esta réplica a menor escala y por qué, muestra sin lugar a dudas que hubo un nivel de interacción diferente entre Tikal y Teotihuacán de lo que se creía”.

 


Tikal, uno de los lugares más estudiados del mundo

El hallazgo de las ruinas de esta ciudadela de estilo teotihuacano previamente no descubiertas ha sido posible gracias al escaneo de alta tecnología alrededor de la mítica ciudad maya de Tikal al norte de Guatemala. Allí, bajo un área de naturaleza natural, se escondía un nuevo tesoro arqueológico. La tecnología de detección y alcance de luz LiDAR, ha permitido detectar estructuras que se remontan a principios del primer milenio d.C. con réplicas de la legendaria ciudad mesoamericana de Teotihuacán, que alcanzó el apogeo de su poder al mismo tiempo que florecía la civilización maya. Es un hallazgo realmente llamativo, ya que Teotihuacán estaba ubicada a 1.300 kilómetros al noroeste de Tikal en el México actual y no era un asentamiento maya.


Tikal y Teotihuacan eran ciudades radicalmente diferentes, por lo que encontrar un barrio a semejanza de la ciudad más grande y poderosa de las antiguas Américas nos dice que su interacción era mucho más amplia de lo que se pensaba, dicen los investigadores.

 

ciudadela
T. Garrison / PACUNAM

Tikal, una ciudad maya, era bastante poblada pero de escala relativamente pequeña, mientras que Teotihuacán tenía todas las características de un gran imperio como el mismísimo Imperio Romano. Al igual que ellos, su influencia se extendió mucho más allá de su centro metropolitano, pues existe evidencia de que moldearon y colonizaron innumerables comunidades a cientos de kilómetros de distancia.


“El complejo arquitectónico que encontramos parece haber sido construido para gente de Teotihuacan o aquellos bajo su control”, sugiere Houston. "Quizás era algo así como un complejo de embajadas, pero cuando combinamos investigaciones anteriores con nuestros últimos hallazgos, sugiere algo más torpe, como ocupación o vigilancia. Por lo menos, muestra un intento de implantar parte de un plan de ciudad extranjera en Tikal".

Las excavaciones posteriores al trabajo de LiDAR confirmaron que algunos edificios se construyeron con yeso de barro en lugar de la piedra caliza tradicional maya.

 

 

 

También te puede interesar:

Referencia: “A Teotihuacan complex at the Classic Maya city of Tikal, Guatemala” by Stephen Houston, Edwin Román Ramírez, Thomas G. Garrison, David Stuart, Héctor Escobedo Ayala and Pamela Rosales, 28 September 2021, Antiquity.
DOI: 10.15184/aqy.2021.140

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo