Vídeo de la semana

Hallan la escultura de mármol más grande de la historia del emperador Adriano

La estatua de mármol medía más de 2,5 metros de altura y ha sido encontrada hecha pedazos en Turquía.

Un equipo de arqueólogos turcos ha descubierto hasta seis grandes fragmentos de la estatua de mármol en honor al emperador romano Adriano, que llegó al trono con 40 años tras una larga historia de nombramientos civiles y militares. Es conocido como el tercero de los “cinco emperadores buenos” y reinó desde 117 a 138 d.C.

La escultura, la más grande hallada hasta la fecha, se cree que data de hace unos 1.900 años. Las piezas fueron encontradas en diferentes lugares durante las excavaciones de un edificio del parlamento en el yacimiento de la antigua ciudad de Alabanda, en la provincia occidental de Aydin en Turquía.

Los expertos creen que la escultura fue llevada allí en honor a la visita del famoso emperador.


Hasta la fecha, se han encontrado seis segmentos de la estatua, incluidas partes de su cabeza y cuerpo, y se cree que la figura intacta medía más de dos metros y medio de altura.

Los arqueólogos continúan buscando las otras partes de la estatua, que eventualmente se exhibirán en el Museo de Arqueología de Aydin.

Adriano fue el sucesor de Trajano. Ambos eran muy amigos. Después de la muerte de Trajano, la viuda declaró que había designado a Adriano como su sucesor. Y lo primero que hizo tras ser nombrado emperador fue intentar deificar a su pupilo, Trajano. Para hacerlo, tuvo que pedir permiso al Senado.

Este emperador es conocido por construir el Muro de Adriano, que marcó el límite norte del Imperio Romano, y por reconstruir el Panteón en Roma. También construyó la majestuosa Villa Adriana en Tivoli, cuyas ruinas son ahora un sitio del patrimonio mundial de la UNESCO, y ordenó la construcción del Templo de Venus y Roma, el templo más grande de la antigua Roma.


No tuvo hijos, por lo que la cuestión de la sucesión al trono fue uno de los problemas más serios a los que se enfrentó el emperador. Adriano adoptó a Lucio César y lo proclamó heredero al trono. Desafortunadamente, Lucio murió antes que Adriano, por lo que decidió adoptar a Antonino Pío, Marco Aurelio y Lucio Vero, para garantizar la presencia de futuros herederos.

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo