Hallan el instrumental con el que momificaron a los faraones egipcios

Cientos de recipientes encontrados en el cementerio de Abu Sir podrían revelar datos clave sobre la momificación.

Gracias a décadas de investigación en el ámbito de las prácticas funerarias egipcias, los egiptólogos han podido reconstruir con detalle el proceso por el que se momificaba a los faraones y a los grandes dignatarios egipcios. Un reciente hallazgo en el cementerio de Abu Sir podría aportar nuevos datos sobre las técnicas utilizadas en la antigüedad para preservar los cadáveres.

¿Un taller de momificación en Abu Sir?

Abu Sir
Las pirámides de Abu Sir. Imagen: Wikicommons

A principios del año 2022, un grupo de investigadores del Instituto de Egiptología Checo, dirigido por el investigador Miroslav Barta, descubrió un importante grupo de objetos en el interior de una tumba. El repertorio, que data de la Dinastía XXVI (siglos VII-VI a.C.), estaba constituido por parte del instrumental que se utilizó para momificar los cadáveres de las elites egipcias. Los objetos intactos se encontraron en el área occidental del cementerio de Abu Sir, en el interior de un pozo de enterramiento de más de 14 metros de profundidad y es uno de los mayores descubrimientos de este tipo que se haya hecho en Egipto.

El cementerio de Abu Sir se sitúa en las cercanías de Giza y sirvió como lugar de enterramiento de las elites de Menfis. Según apunta el egiptólogo Miroslav Barta, los objetos hallados en el pozo pertenecen a un momento histórico tardío en el que las elites egipcias buscaban preservar su identidad a través de la recuperación de las tradiciones milenarias. Es por este motivo que las pirámides de Abu Sir reproducen algunos aspectos formales de la pirámide escalonada de Zoser, construida hacia el 2650 a.C. y emplazada en las cercanías.

Entre los instrumentos y objetos que se hallaron, se cuentan unos 370 recipientes cerámicos distribuidos en grupos. Estos recipientes aún contenían restos de los ingredientes utilizados durante los procesos de momificación y su análisis servirá para afinar nuestro conocimiento sobre las técnicas egipcias de preservación de tejidos. Se espera encontrar natrón, aceites, resinas y sustancias aromáticas.

Además, el equipo arqueológico identificó cuatro vasos canopos de piedra caliza. Aunque los recipientes estaban vacíos, sobre su superficie se había inscrito el nombre de su propietario, un dignatario de nombre Wahibre-mery-neith, identificado como hijo de Irturu. Los vasos canopos formaban parte del ajuar funerario de las elites y se utilizaban para depositar los órganos internos del difunto. El material con el que se fabricaban variaba según el estatus del difunto: podía utilizarse alabastro, oro, piedra o cerámica. En las tumbas, siempre se encuentran en grupos de cuatro, en correspondencia con los cuatro órganos o vísceras que se extraían del cuerpo del difunto: los pulmones, el estómago, los intestinos y el hígado. Cada víscera se trataba con natrón y se depositaba en el vaso canopo correspondiente.

El material excavado hace suponer la existencia de un taller de embalsamamiento en la zona adyacente. El equipo de estudio todavía no ha podido dilucidar el motivo por el que se depositaron los instrumentos en el pozo de enterramiento. Podría tratarse de un área de depósito o almacenaje de materiales del que se habrían servido los responsables de la momificación que, muy probablemente, llevaron a cabo las tareas de limpieza y tratamiento del cuerpo del difunto en una estancia cercana.

Las excavaciones en Abu Sir

Vasos canopos
Vasos canopos de época ptolemaica, Metropolitan Museum. Imagen: Wikicommons

El sorprendente hallazgo procede de una necrópolis con una larga historia. La fundación del área funeraria de Abu Sir data de la Dinastía V (ca. 2500-2350 a.C.) y cuenta con un complejo de 14 pirámides escalonadas en las que están enterrados faraones como Neferirkare y Niuserre. El conjunto arqueológico también dispone de mastabas, que funcionaron como mausoleos de los altos oficiales y sus familias.

La misión arqueológica realizó su primera campaña de excavación en 2000, en el área sur de Abu Sir. En 2006, el mismo equipo halló un depósito similar en la tumba del general Menekhibnekau, que data del mismo período de este nuevo hallazgo. En el caso del enterramiento de Menekhibnekau también se encontraron vasijas con aceites, mirra y sustancias aromáticas, con la particularidad de que cada una de las vasijas estaba etiquetada con el nombre de la sustancia en su interior y el momento en el que debía utilizarse en el proceso de momificación. El tratamiento del cadáver en el antiguo Egipto podía durar hasta 70 días.

Referencias

Chapman, S. L. 2017. The Embalming Ritual of Late Period through Ptolemaic Egypt. University of Birmingham. PhD. https://etheses.bham.ac.uk/id/eprint/7771/1/Chapman17PhD.pdf

Hosny, H. 2022. Trove of embalming tools unearthed in ancient Egyptian burial pit. Al-Monitor (acceso: 12/03/2022). https://www.al-monitor.com/originals/2022/02/trove-embalming-tools-unearthed-ancient-egyptian-burial-pit

Janák J.; Landgráfová R. 2011. Excursus 1: Texts from the Embalmer’s Deposit, en L. Bareš y K. Smoláriková (eds.), Abusir XXV: The shaft tomb of Menekhibnekau. Volume 1: Archaeology, pp. 164-178. Prague: Archeobooks.

Prisco, J. 2022. Biggest-ever cache of mummification tools unearthed in Egypt. CNN (acceso 09/03/2022). https://edition.cnn.com/style/article/mummy-embalming-egypt-scn/index.html

Erica Couto

Erica Couto

Historiadora y aprendiz de batería. Literatura y cine de terror las 24 horas. Las ruinas me hacen feliz

Continúa leyendo