Encontrada una rara moneda acuñada durante una revuelta judía contra Roma

La moneda hallada en la Ciudad Vieja de Jerusalén fue acuñada en algún momento de la revuelta judía encabezada por Bar Kokhba contra el dominio romano.

Moneda revuelta Bar Kokhba
Moneda de la Segunda Revuelta judía. Imagen: © Koby Harati/City of David Archive

Un equipo de arqueólogos ha hecho un descubrimiento reciente en Israel que llama la atención por la rareza del mismo así como por la de sus circunstancias. Se trata de una moneda acuñada hace alrededor de 1 900 años en lo que, según informa la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA por sus siglas en inglés) sería una de las pocas divisas que se han encontrado de la Segunda Revuelta judía contra la autoridad romana (132-135), también conocida como la revuelta de Bar Kokhba.

La excavación se realizó en el Parque Arqueológico de Jerusalén (William Davidson Archaeological Park) durante una investigación, costeada por la Ir David Foundation, en algún lugar entre el Monte del Templo y la Ciudad de David (Jebús). Se trata de una moneda de bronce en la que se ve grabado un racimo de uvas y la inscripción ‘Año dos de la Libertad de Israel’ en un lado y una palmera con la palabra ‘Jerusalén’ en el otro. Esta moneda resulta especial por tres razones distintas: primero, solo 4 de las 22 000 monedas encontradas en la Ciudad Vieja de Jerusalén son de la época de la revuelta; segundo, es la única moneda de la que se tiene constancia con el nombre de ‘Jerusalén’ grabado y tercero, es de las primeras monedas de la revuelta que se encuentran dentro de la ciudad de Jerusalén.

Los arqueólogos del IAA utilizaban otras monedas de la revuelta halladas en todo el país para determinar qué áreas habían estado bajo la influencia de los rebelde, pero ahora deben buscar una explicación para el hallazgo dentro de las murallas de Jerusalén. Por ahora su teoría es que, probablemente, “un soldado romano de la Décima Legión encontrara la moneda durante una batalla en algún lugar del país y la llevara a su campamento de Jerusalén como recuerdo”. Los arqueólogos destacan que muchas de estas monedas de la revuelta eran acuñadas sobre divisa romana en un claro gesto de desafío.

Simon bar Kosiba
Representación de Simon bar Kosiba. Imagen: Wikimedia Commons.

 

¿Qué fue la revuelta de Bar Kokhba?

La tensión entre las autoridades romanas y la población judía había ido en aumento desde la llegada de Adriano al poder en el año 118. El emperador comenzó llevando a cabo políticas de acercamiento y convivencia con la comunidad judía al permitirles reconstruir el templo y regresar a la ciudad de Jerusalén pero acabó cambiando de idea y discriminándolos de nuevo, dando lugar a una serie de enfrentamientos esporádicos que comenzaron en el año 123 y terminaron con la derrota de los judíos y una cierta pacificación. Sin embargo, la idea de librarse del yugo romano caló hondo.

En el año 132 Adriano decidió crear la ciudad Aelia Capitolina en lo que entonces era Jerusalén y dedicarla enteramente a la adoración del dios Jupiter, incluyendo la construcción de un templo para este dios pagano donde debería haber ido el templo judío. Fue entonces cuando apareció Simon bar Kosiba, conocido popularmente como Bar Kokhba (hijo de la estrella) de quien algunos creyeron que era el mesías y se convirtió en el líder natural de la revuelta. Bar Kokhba asumió las funciones de un rey y un militar (entre las que estaba la acuñación de monedas) y organizó a pequeñas unidades de guerreros que arrebataron a los romanos una considerable extensión de tierra con cincuenta fuertes y casi mil pueblos o ciudades, incluyendo Jerusalén.

Las fuerzas judías llegaron a hacerse realmente fuertes durante los primeros momentos de la guerra, pero esto hizo que Adriano enviara refuerzos desde Europa, Egipto o Siria y a algunos de sus mejores generales. Las tropas romanas sitiaron una tras otra todas las plazas en las que los guerreros de Bar Kokhba se habían hecho fuertes y los debilitaron casi sin necesidad de combatir en campo abierto. Fue entonces, cuando los judíos tuvieron que adoptar técnicas defensivas tipo guerrila, cuando los romanos hicieron su ofensiva final y acabaron con la revuelta. La última batalla tuvo lugar en Betar, el cuartel general de Bar Kokhba, donde el cabecilla de la revuelta fue asesinado.

Una vez derrotadas las fuerzas principales, los romanos desplegaron una campaña de terror sobre la población de Judea como represalia y advertencia para futuros levantamientos. Se dice que los romanos vendieron a tantos prisioneros judíos como esclavos que el precio de uno de ellos cayó por debajo del de un caballo.

 

 

Referencia: Geggel, Laura. When the Romans turned Jerusalem into a pagan city, Jews revolted and minted this coin. LiveScience (2020).

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.

Continúa leyendo