Vídeo de la semana

Abren una caja hallada en un glaciar con tesoros vikingos de hace 500 años

El derretimiento de un glaciar noruego ha revelado una caja de madera perfectamente conservada. ¿Qué han descubierto en su interior?

tesoro
The Glacier Archaeology Program Innlandet

Un equipo de arqueólogos ha abierto finalmente una caja de madera de 500 años que se descubrió en perfecto estado de conservación tras el derretimiento de un glaciar de Noruega. La caja contiene los restos de una simple vela de cera de abejas utilizada para ayudar a los vikingos a encontrar sus granjas, han anunciado los expertos.

El parche de hielo de Lendbreen se ha convertido en un destino habitual por los arqueólogos desde 2011, cuando los equipos descubrieron miles de artefactos que sobresalían del derretimiento del glaciar noruego. El derretimiento de los glaciares, provocado por el cambio climático, está creando un vasto yacimiento arqueológico en Noruega, que fue un antiguo pasaje (el paso de Lendbreen, en el condado de Oppland, Noruega) utilizado por los vikingos durante miles de años y lleno de artefactos olvidados. Hasta ahora, se han recuperado lanzas vikingas, una túnica de lana, raquetas de nieve para caballos, correas para perros, guantes, zapatos, bastones, cuchillos... más de 6.000 objetos desde que los arqueólogos empezaron a investigar el área.

 


Un pequeño tesoro que ha sobrevivido al paso del tiempo

Los arqueólogos quitaron la tapa hermética de la caja de pino cerrada con correas de cuero y tas el hallazgo, sugieren que dicha caja se usó para transportar las velas largas que usaban los vikingos para iluminar el camino entre su granja principal y la granja de verano. Las velas eran, esencialmente, la única fuente de luz nocturna que poseían estos pobladores y los agricultores empleaban estas cajas para transportar las velas desde un lugar a otro.


El equipo pensó inicialmente que la caja de velas era un polvorín, pero un análisis de los materiales a través de la datación por radiocarbono mostró que era de entre 1475-1635 d.C, esto es, que tenía unos 500 años aproximadamente.


"El contenido de la caja se analizó en el Museo de Historia Cultural de Oslo: nos esperaba una gran sorpresa: ¡el contenido es cera de abejas!", dijo el equipo en un comunicado de prensa.

 

Más tesoros atrapados en el hielo

Las velas de cera de abeja no han sido los últimos artefactos descubiertos recientemente en la zona: hace pocos meses, en noviembre de 2020, los equipos encontraron 70 flechas, así como zapatos, textiles y huesos de reno en una montaña en Jotunheimen, a unos 385 kilómetros de Oslo. Algunas de las flechas eran de alrededor del 4100 a. C., los objetos más antiguos de entre todos los hallados en la zona.

Tendrán que darse prisa porque, a medida que el hielo se derrite, una situación que se incrementa cada año que pasa, la condición de los artefactos antiguos se deteriorará debido a las temperaturas más cálidas, por lo que se encuentran en una carrera contrarreloj para descubrir otros tesoros olvidados que haya esparcidos por el hielo. De hecho, materiales como el cuero, la madera, la corteza de abedul y los textiles, serían destrozados por la erosión una vez descongelados. Y es que la única razón por la que se han conservado todos estos años es por el hielo.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo