Termina la batalla de Verdún

Batalla de Verdún
Imagen: Getty Images.

El 18 de diciembre de 1916 terminó, según las consideraciones de los historiadores, la batalla de Verdún, el enfrentamiento más largo y uno de los más mortales de la Gran Guerra (1914-1918). La batalla que libraron alemanes y franceses se caracterizó por la guerra de desgaste, que duró 10 meses en un extensísimo frente, y por la inutilidad de la misma que no trajo ningún cambio decisivo en el devenir de la contienda.

La ofensiva comenzó por iniciativa alemana, que buscaba golpear la línea francesa para obligarlas a moverse hacia un mismo punto, concentrarlas allí y diezmarlas con un ataque sin cuartel que hiciera sangrar al país galo. Además, el ejército francés había retirado tropas recientemente de la zona de Verdún y Alemania pensó que ese desequilibrio podría romper las posiciones establecidas y ganar así terreno. El primer golpe fue demoledor y la artillería alemana consiguió un rápido avance, pero la respuesta francesa no se hizo esperar y se formó un frente de batalla en el que ambos contendientes estaban volcados y no pensaban dar un paso atrás. Para hacerse una idea de la magnitud de la batalla, en Verdún se lanzaron 24 millones de proyectiles y bombas y murieron entre 700.000 y 1 millón de personas sumando ambos bandos.

Conforme los meses pasaban, las condiciones climatológicas empezaban a volverse contrarias a los alemanes y el impulso de los primeros momentos desapareció cuando Francia hizo de Verdún una guerra patriótica, una causa a vida o muerte. Si bien la artillería fue la causante de los daños más graves  y el mayor número de muertes, los combates en las trincheras se fueron recrudeciendo y cada palmo de terreno ganado por cualquiera de los dos bandos suponía una auténtica matanza.

Cuando las bayonetas callaron, Francia no había sido derrotada pero ninguna de las dos potencias había salido vencedora. Las líneas de defensa eran prácticamente las mismas que antes del combate, los costes en vidas humanas y material fueron inmensos y la balanza de la guerra no se había movido. Fue necesaria la masacre del Somme, que superó a Verdún en muertos, para que la Gran Guerra encontrara su final.

 

1737 Muere Antonio Stradivari

El lutier italiano Antonio Stradivari (Stradivarius según un latinismo), famoso internacionalmente por la excelentísima calidad de los instrumentos que construía, falleció el 18 de diciembre de 1737 en Cremona, al norte de Italia.

Discípulo del también lutier Nicollò Amati, empezó a firmar sus propios instrumentos en 1666 y pronto decidió innovar y probar nuevas formas, grosores o barnices para sus creaciones.  Aunque también creó violas y violonchelos es especialmente recordado por sus magníficos violines, a los que dio una morfología más estrecha y alargada que sigue empleándose hoy en día. Su trabajo fue valorado ya en su momento, siendo sus instrumentos perceptiblemente mejores que otros para tocar en los grandes salones y teatros de la época, y con unos matices distintivos que hacen que sigan siendo, incluso hoy en día, los instrumentos más apreciados.

Se estima que Antonio Stradivari fabricó más de 1.200 instrumentos en vida, de los que se conservan medio centenar, y que el último lo firmó con 92 años. El violín Stradivarius mejor pagado hasta el día de hoy alcanzó el precio de 15,9 millones de dólares y era el segundo mejor conservado del mundo.

 

1946 Nace Steven Spielberg

El 18 de diciembre de 1946 nació en Cincinnati, Ohio, el cineasta estadounidense Steven Spielberg, una de las figuras más destacadas del séptimo arte desde los años 80 y con una filmografía tan variada como interesante.

Entró a trabajar en la división televisiva de la productora Universal cuando aún era estudiante de Filología en la Universidad Estatal de California, estudios que abandonó al encontrar su verdadera pasión en el mundo audiovisual. Aunque empezó con trabajos sencillos, su talento se hizo notar pronto y acabó participando en reconocidas series como Colombo o tomando las riendas en el telefilm El diablo sobre ruedas (1972), cuyo éxito supuso su llegada al cine con mayúsculas. Desde ese momento, revolucionaría la industria cinematográfica durante los siguientes años y produciría o dirigiría algunas películas que reventaron la taquilla como Tiburón (1975), En busca del arca perdida (1981), E.T. el extraterrestre (1982) o Jurassic Park (1993).

En la filmografía de Spielberg, que sigue en activo y participando en numerosos proyectos, se pueden encontrar películas que homenajean la quintaesencia del cine de acción y de suspense e historias en las que el drama personal de los protagonistas toma gran relevancia dentro de una trama que puede incluir elementos de ciencia ficción, cine bélico o histórico.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.