Se estrena en París la ópera ‘Carmen’

Ópera Carmen
Imagen: Wikimedia Commons.

El 3 de marzo de 1875, la Opéra-Comique de París fue testigo de la primera representación de Carmen, una de las óperas más míticamente reconocidas en la actualidad.

Basada en la novela con mismo nombre de Prosper Mérimée (1845), fue el resultado de un encargo de la Opéra-Comique al compositor Georges Bizet para que creara una ópera de tres actos a la que Henri Meilhac y Ludovic Halévy darían un libreto. Se desconoce cuál fue la motivación de Bizet para adaptar esta novela en concreto, pero sí se sabe que la partitura original sufrió varias modificaciones antes del estreno. Los protagonistas de esa primera representación fueron Célestine Galli-Marié como Carmen, Paul Lhérie como Don José y Jacques Bouhy como el torero Escamillo.

La ópera sitúa su acción en la Sevilla de principios del XIX, representada como una tierra exótica de bandoleros y pasión. La trama sigue el obsesivo amor que Don José siente por Carmen, a quien salva de la prisión después de que hiciera un empate (un corte en forma de cruz en la cara). Esa decisión lleva a Don José a la cárcel y a perder su estatus de cabo en el ejército, uniéndose a un grupo de bandoleros y huyendo a las montañas. La ópera finaliza en la plaza de toros donde Don José, celoso por ver a Carmen del brazo del torero Escamillo y tras ser ridiculizado por esta, la mata en un ataque de ira.

La obra, considerada en la actualidad uno de los mejores ejemplos de opéra-comique (género en el que se combinan diálogos hablados con las partes cantadas), no entusiasmó al público y a la crítica en su estreno. Los aficionados a la ópera no estaban acostumbrados a que este tipo de obras representasen las vidas de gente común (soldados, tabaqueras, gitanas y bandoleros) y esto pudo provocar un rechazo inicial. Su verdadero camino a la fama llegaría tras su estreno en Viena en octubre de 1875. Un éxito que su compositor no pudo disfrutar, ya que murió de una aneurisma exactamente tres meses después del estreno en París.

 

1983 Fallece George Remi, Hergé

El 3 de marzo de 1983 falleció, en su Bélgica natal, el historietista George Remi, famoso por haber creado al intrépido reportero Tintín.

Nacido el 22 de mayo de 1907 en Etterbeek, Remi publicó sus primeros dibujos en la revista de su colegio Jamais assez y desde 1923 publicaba ilustraciones en Le Boy-sout belge, la revista mensual de esta organización en su país. En 1924, el historietista firma por primera vez como Hergé, nombre con el que pasaría a la historia, y al año siguiente obtiene su primer empleo en un periódico (Le Vingtième Siècle). En 1926 crearía a Totor, un precursor directo de Tintín, y en 1929 presentaría al mundo a su gran personaje a través de una publicación para niños llamada Le Petit Vingtième.

Desde ese momento, Tintín se convertiría en un icono del cómic europeo gracias a un estilo desenfadado pensado para el público infantil, y los guiones inteligentes y sólidos que llevaron al reportero por todo tipo de aventuras en los 23 tomos publicados por Hergé. El primer recopilatorio de las tiras cómicas vio la luz en 1930 bajo el título Tintín en el país de los Soviets y fue a partir de la primera traducción al inglés en 1958 cuando las aventuras de Tintín se convirtieron en un fenómeno mundial. Con su característico tupé rubio y su inseparable amigo de cuatro patas, el personaje de Hergé han vendido más de 70 millones de copias en todo el mundo y sus historias han sido traducidas a más de 30 idiomas. En la actualidad, el personaje se mantiene como un referente en el noveno arte del Viejo Continente y cuenta con museos propios y homenajes de todo tipo no solo en Bélgica, sino en Europa entera.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.