Se descubre la Conspiración de la pólvora

Imagen: Getty Images.

En la madrugada del 5 de noviembre de 1605, poco después de la medianoche, el católico Guy Fawkes fue arrestado en las bodegas de la Cámara de los Lores. Era uno de los conspiradores que pretendían asesinar al rey Jacobo I y a los lores británicos para poner fin a la discriminación que vivían los católicos y sacar al gobierno protestante del trono de las islas.

A la muerte sin descendencia de Isabel I fue su primo lejano Jacobo de Escocia quien tomó la corona. A pesar de ser protestante, su madre había sido una ferviente católica y se creyó que este nuevo monarca facilitaría la convivencia entre los seguidores de ambas religiones, pero nada más lejos de la realidad. Jacobo I no solo mantuvo las leyes anticatólicas, sino que ordenó la expulsión de las islas de los sacerdotes de esta fe e impuso multas a aquellos que no asistieran a las misas protestantes. En 1603, estas medidas reunieron a Robert Catesby, Thomas Winter, Thomas Percy, John Wright y Guy Fawkes entre otros para acabar con la vida del rey y, en el caos provocado, conseguir ver cumplidas sus demandas.

La conspiración se preparó para coincidir con la apertura del Parlamento y todo iba según lo planeado hasta que la conspiración llegó a oídos del rey. Catesby y los suyos decidieron seguir adelante y mandaron a Fawkes a revisar la pólvora que habían ocultado en una bóveda (1.400 kilos de explosivos), donde fue arrestado y sometido a tortura para que delatara a todos sus compañeros. Para enero de 1606 todos los conspiradores y participantes habían sido arrestados, fusilados o descuartizados y ejecutados. El fallido intento de asesinato provocó que las leyes anticatólicas se endurecieran y alargó durante siglos la situación de tolerancia entre ambas religiones.

 

1963 Muere Luis Cernuda

El poeta español Luis Cernuda, uno de los miembros más destacados de la Generación del 27, falleció el 5 de noviembre de 1963 tras sufrir un repentino ataque al corazón en Ciudad de México. Su trabajo literario destacó especialmente por la combinación que hizo de los elementos de la lírica clásica y las innovaciones que iban popularizándose en su tiempo.

Sevillano de nacimiento, fue en la universidad de su ciudad natal donde conoció al artista Pedro Salinas, quien marcaría su futuro profesional al inculcarle el amor por la lectura y el estudio de todo tipo de autores. Aunque ya había publicado algunos de sus poemas en revistas de la época, es su traslado a Madrid en 1926 lo que realmente le introduce en el negocio editorial y empieza a colaborar en Revista de Occidente o La Verdad. En este contexto entabla amistad con Vicente Aleixandre y Federico García Lorca entre otros y participa en el homenaje a Góngora realizado en el tercer centenario de su muerte. Ideológicamente cercano al bando republicano, se exilia poco tiempo después del estallido de la guerra en 1936 y consiguió reconocimiento y un puesto académico en instituciones inglesas y estadounidenses.

Entre sus obras más conocidas se destaca Perfil de aire, La realidad y el deseo y Placeres prohibidos.

 

2006 Sadam Hussein es condenado a morir en la horca

El 5 de noviembre de 2006 el derrocado líder de Irak Sadam Husein fue condenado a morir en la horca por la masacre de 148 personas. El proceso judicial había durado alrededor de un año y en él Husein había pasado de negarse a aceptar cualquier responsabilidad a esgrimir una supuesta justificación legal en sus actos. La condena se hizo efectiva el 30 de diciembre de ese mismo año.

La masacre por la que se le juzgaba había ocurrido en 1982 cuando, durante una visita propagandística al pequeño pueblo de Duyail, Husein sufrió un fallido atentado contra su vida. Como represalia, decidió volver al lugar de los hechos y ordenó la ejecución de 148 personas, en muchos casos sin juicio previo y siguiendo a este hecho todo tipo de torturas, violaciones y saqueos. Aunque en su momento nadie se planteó que el dictador fuera a pagar por sus acciones, la cosa cambió en 2003 con la invasión estadounidense y su derrocamiento. El proceso judicial comenzó en 2005 y los acusados no eran otros que el propio Husein, su hermanastro y el entonces presidente del Tribunal Revolucionario.

La muerte de Husein generó reacciones opuestas. Mientras países como Francia o Reino Unido se oponían a la pena de muerte y optaban por un castigo penal, Estados Unidos y su entonces presidente, George Bush hijo, aplaudieron la muerte del dictador al que habían apoyado en los 80.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.