Napoleón acepta el Tratado de Fontainebleau

Napoleón Bonaparte
Getty

El 11 de abril de 1814 Napoleón Bonaparte aceptó el Tratado de Fontainebleau, un acuerdo con Austria, Rusia y Prusia por el cual el emperador francés debía renunciar a todos sus derechos de soberanía sobre los territorios bajo su dominio, salvo la isla de Elba, adonde debía retirarse; su mujer, la emperatriz María Luisa, recibiría los Ducados de Parma, Plasencia y Guastalla que a su muerte pasarían a su hijo Napoleón II; Napoleón y su familia mantendrían sus títulos nobiliarios; el emperador debía devolver a la corona gala los bienes que tuviera en el país y las tropas polacas que estuvieran al servicio francés quedarían libres y podrían regresar a Polonia. Dos días más tarde, el 13 de abril, Napoleón ratificó el acuerdo.

Cuatro años antes, en marzo de 1810 y tras haber conseguido anular su matrimonio con Josefina, Napoleón se casó con María Luisa, la hija del emperador Francisco II de Austria. A pesar de esta unión, su suegro le declaró la guerra en 1813. La derrota de Napoleón en la Batalla de las Naciones en Leipzig (16-18 de octubre de 1813) le obligó a ir detrás del Rin, donde llevó a cabo una brillante pero inútil campaña durante los tres primeros meses de 1814. París cayó ante los aliados el 31 de marzo de 1814, y la desesperanza de la situación militar llevó al emperador a abdicar en Fontainebleau a favor de su hijo Napoleón II. Sin embargo, los aliados se negaron a reconocer al niño de 3 años, y Luis XVIII subió al trono francés.

Napoleón fue exiliado a la isla de Elba, donde fue soberano durante 10 meses. Pero como la alianza de las grandes potencias se rompió durante el Congreso de Viena y el pueblo francés quedó insatisfecho con los monárquicos restaurados, Napoleón hizo planes para volver al poder. Navegando desde Elba, el 26 de febrero de 1815, con 1 050 soldados, Napoleón desembarcó en el sur de Francia y marchó sin oposición a París, donde retomó el poder el 21 de marzo. Luis XVIII huyó, y así comenzó el nuevo reinado de Napoleón, conocido como los Cien Días. Los franceses no querían renovar su lucha contra Europa. Sin embargo, cuando los aliados cerraron filas, Napoleón se vio obligado a renovar la guerra si quería permanecer en el trono de Francia.

La campaña de Waterloo (12-18 de junio) fue corta y decisiva. Después de una victoria sobre el ejército prusiano en Ligny, Napoleón fue derrotado por los ejércitos combinados británico y prusiano bajo el mando del duque de Wellington y Gebhard von Blücher en Waterloo el 18 de junio de 1815. Regresó a París y abdicó por segunda vez, el 22 de junio. Al principio, Napoleón esperaba llegar a América; sin embargo, se rindió al comandante del bloqueo británico en Rochefort el 3 de julio, con la esperanza de obtener asilo en Inglaterra. En cambio, fue enviado al exilio en la isla de Santa Elena. Allí pasó los años que le quedaban, dictando sus memorias. Murió el 5 de mayo de 1821 tras un largo cáncer.

1815 Erupción del Monte Tambora

La erupción del Monte Tambora, un volcán situado en la isla de Sumbawa, en Indonesia, acabó con la vida de unas 10 000 personas. Fue la mayor erupción volcánica de la historia registrada.

Ahora tiene 2 851 metros de altura, habiendo perdido gran parte de su cima en la citada erupción. El volcán sigue activo. En 1880 y 1967 se produjeron erupciones más pequeñas, y en 2011, 2012 y 2013 se produjeron episodios de mayor actividad sísmica.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Aprendiendo cada día un poco más. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es