Nace Mickey Mouse

El 18 de noviembre de 1928 nacía el ratón animado más icónico de la historia. Mickey Mouse hizo su primera aparición en el cortometraje Steamboat Willie, creado por el dibujante Walt Disney y el animador Ub Iwerks, en su neófita compañía de dibujos animados de Los Ángeles. El argumento de este corto es muy simple: un pequeño ratón silba mientras aferraba sus dos manos al timón de un buque de vapor.

El nuevo personaje fue, en realidad, una variación del conejo Oswald, dibujo de Disney de cuyos derechos se apropió Universal Pictures. La historia oficial recoge que la idea de Mickey Mouse se le ocurrió a Walt Disney durante un viaje en tren. En sus comienzos, el ratoncito iba a ser llamado Mortimer, pero a su esposa no le gustó el nombre, con lo que acabó llamándose Mickey.

Pero el ratón colorido que conocemos ahora fue muy distinto en sus orígenes. De líneas simples; sus ojos eran dos puntos negros; sus orejas eran largas, en lugar de redondas; su nariz más respingona; y su tez, blanquecina.

El cortometraje Steamboat Willie, en el que apareció por primera vez, fue también el primero con sonido de la industria Disney. Tras la aparición en decenas de películas y cortometrajes, no fue hasta Fantasía (1939) cuando Mickey se consagró como la gran estrella de la factoría, interpretando a un muy poco hábil aprendiz de brujo, convirtiéndolo en uno de los iconos definitivos del estudio. Desde entonces, la carrera de Mickey Mouse fue meteórica.

Los cortos Plane Crazy y Gallopin Gaucho, ambos mudos, se estrenaron hasta después del éxito de Steamboat Willie. A partir de ahí, Disney pudo cerrar un acuerdo con Columbia Pictures para rodar películas, series y cortos con Mickey como protagonista. El ratón más famoso del mundo, al que originalmente puso voz el propio Disney, es hoy un icono de la cultura estadounidense y la imagen de uno de los grandes imperios de la mercadotecnia mundial.

1922: Muere Marcel Proust

Marcel Proust es considerado uno de los novelistas más influyentes del siglo XX. Fue un niño hiperprotegido, dado que padecía asma. Durante mucho tiempo apenas salió de casa, momento en el que escribió una de sus obras maestras, En busca del tiempo perdido (siete novelas publicadas entre 1913 y 1927, una gran reflexión sobre el tiempo, la memoria, las pasiones, el arte y las relaciones humanas).

2007: Muere el último descendiente de Vlad Tepes

Si alguien se pregunta si quedan descendientes de Vlad Dracul, señor feudal de los Cárpatos (apodado Vlad Tepes ‘el empalador’) que inspiró la leyenda de Drácula, su último heredero falleció en 2007. Su nombre era Ottomar Rodolphe Vlad Drácula, Príncipe de Kretzulesco; sin embargo, este alemán no descendió directamente de la estirpe del siniestro Dracul.

Antes de adoptar formalmente el nombre de la familia, era conocido como Ottomar Berbig. En 1978 conoció a la princesa rumana Catherine Caradja (conocida como la princesa Caradja-Kretzulesco), y ambos entablaron amistad. Ésta decidió adoptar a Berbig dentro de la familia para que continuara con la estirpe, dado que no tenía herederos varones.

Berbig utilizó de manera muy provechosa su nuevo título y, afortunadamente, no hizo honor al Dracul original. En cambio, organizó actividades benéficas, como la fiesta de ‘chupadores de sangre’ (una jornada de donación en colaboración con la Cruz Roja alemana); fiestas medievales, e incluso fundó una empresa de vinos.

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es