Nace la muñeca Barbie

Muñecas Barbie
iStock

El 9 de marzo de 1959 nació una de las muñecas más famosas del mundo: Barbara Millicent Roberts, más conocida como Barbie.

Barbie se presentó en sociedad en la Feria del Juguete de Nueva York ataviada con un bañador de escote palabra de honor y rayas blancas y negras, cola de caballo y flequillo rizado. Aunque la muñeca tuvo un éxito de ventas brutal en los años 90, en sus inicios los compradores de juguetes se mostraron escépticos pues esta curvilínea mujer adulta de 29 cm de alto no se parecía en nada a los bebés y muñecos de niños que triunfaban en ese momento. La historia se encargaría de mostrarles su equivocación.

La muñeca Barbie fue creada por Ruth Handler, cofundadora de Mattel junto a su marido. Handler vio cómo su hijo podía, con sus juguetes, jugar a ser astronauta, bombero, doctor y más profesiones mientras que las opciones de su hija se limitaban a ser mamá o cuidadora. Ruth creó a Barbie para enseñar a las niñas que podían elegir, que podían ser quienes quisieran ser y la llamó como a su hija. El novio de la muñeca llevaría el nombre de su hijo: Ken.

Las críticas al escultural cuerpo de la muñeca rubia no tardarían en llegar… De hecho, llegaron antes incluso de su lanzamiento en 1959. En 1958 Mattel realizó un estudio de mercado con madres y estas opinaron que la muñeca tenía "demasiada figura". Lo mismo dio y en 1959 Barbie apareció por primera vez en  televisión, anunciándose directamente a los niños en el Club de Mickey Mouse. Tal fue el éxito que tuvo que en su primer año se vendieron 350 000 muñecas.

Las primeras Barbie con carrera llegaron en la década de los 60. La Barbie editora de moda, la enfermera y la ejecutiva buscaban inspirar a las niñas para que cuando fueran mujeres quisieran incorporarse al mercado de trabajo.

Otro hito importante en la vida de Barbie fue la llegada de Ken, su novio. Ken nació tras los cientos de peticiones de niñas que recibió Mattel pidiendo un novio para Barbie. Ken apareció el 11 de marzo de 1961 vistiendo unas bermudas de baño rojas, sandalias y una toalla amarilla.

Al poco tiempo Barbie empezó a tener pertenencias. La primera fue un coche, un dos plazas color melocotón que prometía llevar a la muñeca a donde ella quisiera. La segunda fue una estilosa casa que incluía hasta un equipo de música  y la tercera una caravana con la que adentrarse en terrenos inexplorados. Precisamente por la cantidad de cosas que pasó a tener la muñeca, Barbie fue criticada de materialista. Sin embargo, muchas mujeres que jugaron con ella le atribuyen a Barbie el mérito de ofrecer una alternativa a los restrictivos roles de género de los años 50. A diferencia de las muñecas bebé, Barbie no enseñaba a criar. Y sí, tenía posesiones pero precisamente porque era autosuficiente. A diferencia de lo que estilaba en la época, la muñeca no se definía por ser la “mujer de”, “la hija de” o “la madre de”, Barbie no tenía padres, era más famosa que Ken y tampoco tenía hijos.  De hecho cuando a principios de los 70 los consumidores pidieron que Barbie tuviera un bebé, Mattel no la convirtió en madre sino en baby sitter (cuidadora de bebés).

Otro aspecto crítico de la muñeca ha sido siempre su cuerpo, demasiado delgado. En 1994 un equipo de investigadores finlandeses concluyó que si Barbie fuera una mujer no podría menstruar por su bajísimo porcentaje de grasa corporal. En este sentido y para adaptarse a la realidad del cuerpo de la mujer, Mattel lanzó en 2016 muñecas Barbie con diferentes tipos de cuerpo: curvilíneas, bajas y altas. Barbie se convirtió entonces en la portada de la revista Time.

También se ha criticado que su aspecto fuera el de la típica mujer blanca americana a lo que Mattel respondió creando la primera Barbie de color y la primera Barbie hispana en 1980. Años más tarde llegarían las Barbie de otras razas y etnias.

En los últimos tiempos Mattel ha seguido trabajando en la idea de que las mujeres pueden ser profesionalmente lo que se propongan. Barbie está presente en más de 200 carreras y subiendo. Desde la marca dicen que no hay techo de plástico que Barbie no haya roto.

1934 Nace Yuri Gagarin

Yuri Gagarin fue el primer hombre que viajó al espacio.

Nacido el 9 de marzo de 1934 en la actual Gagarin, antigua Gzhatsk , en Rusia, fue hijo de un carpintero y se graduó como moldeador en una escuela de comercio cerca de Moscú. Continuó sus estudios en la escuela industrial de Saratov y al mismo tiempo hizo un curso de vuelo. Al terminar este curso, entró en la escuela de cadetes de la Fuerza Aérea Soviética en Orenburg, en la que se graduó en 1957.

El 12 de abril de 1961 a las 9:07, la nave espacial Vostok 1 fue lanzada al espacio con Gagarin en su interior. Orbitó la Tierra cada hora y 29 minutos a una altitud máxima de 301 km aterrizando a las 10:55 en la Unión Soviética. Gagarin se hizo famoso inmediatamente, se le concedió la Orden de Lenin y los títulos de Héroe de la Unión Soviética y Cosmonauta Piloto de la Unión Soviética. Se construyeron monumentos y se renombraron las calles en su honor en toda la Unión Soviética.

Aunque Gagarin no volvió a viajar al espacio, sí que se involucró en la formación de otros astronautas.

Murió en 1968 en un accidente en un avión a reacción junto a otro piloto mientras realizaba un vuelo de entrenamiento rutinario. Sus cenizas se colocaron en un nicho en el muro del Kremlin. Tras su muerte, la ciudad que le vio nacer, Gzhatsk, pasó a llamarse Gagarin.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Aprendiendo cada día un poco más. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es