Los soviéticos liberan Auschwitz-Birkenau

Imagen: Getty Images.

El 27 de enero de 1945 las tropas soviéticas entraron en el campo de exterminio masivo Auschwitz-Birkenau. No encontraron rastro de soldados alemanes ni oficiales de las SS, pues estos se iban retirando hacia el interior de Alemania conforme los ejércitos de Stalin ganaban terreno y se volvían cada vez más imparables; pero sí hallaron a los prisioneros que los captores nazis habían abandonado a su suerte. Ese día se produjo la liberación del campo de exterminio más grande y mortal de la Segunda Guerra Mundial.

Auschwitz-Birkenau, situado a unos 40 kilómetros de la ciudad polaca de Cracovia, comenzó su actividad en 1940. En un principio estaba formado únicamente por el campo Auschwitz I, centro administrativo en el que estaban los barracones y celdas de los prisioneros, zonas de trabajos forzados, clínicas para experimentos médicos, paredones de fusilamiento y una cámara de gas con horno crematorio. El volumen de prisioneros hizo que se ampliase con Auschwitz II (Birkenau), al que los trenes de prisioneros llegaban directamente y que incluía hornos crematorios de mayor tamaño y potencia.

En los cinco años que estuvo en funcionamiento, en Auschwitz murieron entre 2 y 4 millones de personas fusiladas, en las cámaras de gas o por enfermedades y hambre. La gran mayoría de prisioneros eran judíos aunque también hubo presos políticos, gitanos u homosexuales (aquellos que eran considerados “enemigos de Alemania” por Hitler). El 27 de enero es el Día Internacional de las Víctimas del Holocausto, coincidiendo con la fecha de la liberación de Auschwitz-Birkenau, y actualmente el campo es patrimonio de la humanidad y un recordatorio inigualable del horror al que puede llegar el ser humano.

 

1832 Nace Lewis Carroll

Charles Lutwidge Dogson, conocido internacionalmente como Lewis Carroll, nació el 27 de enero de 1832 en Daresbury (Reino Unido). Bajo su seudónimo pasaría a ser uno de los escritores más populares y exitosos de su tiempo gracias a su peculiar, brillante y alocada novela Alicia en el País de las Maravillas.

Lógico y matemático, se licenció en 1854 en el Christ Church y ejerció como profesor desde 1857 y durante cuatro años. Esta faceta suya le llevaría a escribir numerosos trabajos académicos que desarrolló en el campo de las Matemáticas y en la divulgación de la lógica simbólica, que defendió a lo largo de su vida y con la cual animaba a explorar los límites de los principios aceptados. También supo plasmar estos conocimientos en sus trabajos literarios, haciéndolas partícipes de su gran obra en forma de paradojas lógicas y matemáticas.

Concibió la historia de Alicia en el País de las Maravillas en 1862, inspirada en la figura de la jovencísima Alice Liddell con quien acostumbraba a pasear junto a sus otras hermanas. La novela se publicaría en 1865 y los costes de la edición corrieron a cargo del propio Lewis Carroll. Se convirtió en un éxito de ventas inmediato y conquistó tanto al público general como a la crítica, por lo que el autor decidió escribir la secuela A través del espejo y lo que Alicia encontró al otro lado (1871). Carroll supo crear una historia que entusiasmaba a niños y jóvenes por las absurdas situaciones que planteaba y a los adultos por la complejidad y el tono satírico que incluía.

Lewis Carroll también destacaría por su obra poética y habilidad como ingenioso inventor: diseñó un dispositivo para poder escribir en la oscuridad llamado nictógrafo y un juego de mesa compuesto por un tablero de ajedrez en el que había que ordenar letras que es considerado el precedente directo del popular Scrabble. Su afición por la fotografía, la curiosa relación que tenía con niñas de corta edad y su costumbre de consumir drogas y alcohol para calmar las fuertes jaquecas que padecía son otros elementos bien conocidos de su persona.

El escritor murió el 14 de enero de 1898, a los 66 años, a causa de una pulmonía.

 

1880 Edison patenta la bombilla incandescente

Thomas Alva Edison, recordado como uno de los grandes inventores del siglo XIX, patentó la bombilla incandescente el 27 de enero de 1880. Se trataba de la patente 285.898 y se convirtió en la primera bombilla comercialmente viable.

Edison no inventó la bombilla como muchos suelen afirmar. Lo que hizo fue desarrollar el trabajo previo de otros investigadores hasta lograr un producto más efectivo y duradero. El primer antecedente de la bombilla de Edison apareció en el año 1800, cuando Humphry Davy demostró que se podía utilizar la electricidad para generar luz a través del arco voltaico. James Bowman Lindsey presentó en 1835 la primera bombilla incandescente alimentada con corriente continua y desde entonces hasta la versión de Edison, fueron muchos los distintos tipos de bombillas que aparecieron pero todos resultaron un fracaso.

Estas primeras bombillas se calentaban demasiado, eran muy caras o tenían una vida útil excesivamente corta. Edison decidió dar solución a estos problemas u comenzó a experimentar con diseños y materiales alternativos. La bombilla que patentó en 1880 usaba filamento basado en el carbono combinado con el vacío en el interior de la bombilla, lo que alargaba su vida útil hasta las 40 horas. Edison iría un paso más lejos al idear un sistema eléctrico compuesto por tubos y cables, consiguiendo generalizar el uso de la bombilla entre la población y abaratando los costes.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.