Leónidas I es asesinado en la batalla de las Termópilas

El 11 de agosto de 480 a.C. encontraba la muerte el que había sido el 17º rey agíada de Esparta, Léonidas I.

Leónidas fue conocido por liderar valientemente una pequeña fuerza de griegos, incluidos los famosos 300 espartanos, junto con unos pocos cientos de Thespianos y Thebanos contra el ejército persa de Jerjes I, mucho más grande, en el paso de las Termópilas en 480 a. C. durante las guerras persas con la intención de detener la invasión del Imperio persa.

Una de las polis griegas más importantes de la época, junto con Atenas o Tebas, Esparta, recibió una solicitud de las fuerzas griegas confederadas para ayudar a defender y proteger a Grecia contra los persas, que eran muy poderosos y con pocas intenciones de respetar el orden establecido. Esparta, liderada por Leónidas, visitó el oráculo de Delfos que profetizó que Esparta sería destruida por el ejército persa invasor o que el rey de Esparta perdería la vida.

Leonidas eligió la segunda opción. No estaba dispuesto a dejar que la ciudad de Esparta fuera saqueada por las fuerzas persas. Así que ni corto ni perezoso, el rey espartano dirigió a su ejército de 300 espartanos y soldados de otras ciudades-estados para enfrentarse al temible Jerjes en las Termópilas en agosto de 480 a. C.


Jerjes invadió Grecia como una continuación del plan original de Darío I el Grande. Comenzó de la misma manera que su predecesor: envió heraldos a las ciudades griegas, pero se saltó Atenas y Esparta debido a sus respuestas anteriores. Muchas ciudades-estado griegas se unieron a Jerjes o permanecieron neutrales, mientras que Atenas y Esparta lideraron la resistencia con otras ciudades-estado como apoyo. Antes de invadir, Jerjes imploró al rey espartano Leonidas que entregara sus armas. Leonidas respondió: "Ven y tómalos" ("Molon labe"). Jerjes pretendía hacer exactamente eso y, por lo tanto, se movió hacia las Termópilas.

Se estima que las tropas bajo el mando de Leónidas sumaban aproximadamente 14.000, mientras que las fuerzas persas consistían en cientos de miles. Leónidas y sus tropas repelieron los ataques persas durante siete días seguidos, incluidos tres días de intensa batalla, mientras mataban a un gran número de tropas enemigas. Los griegos incluso mantuvieron a raya a las fuerzas especiales de élite persas conocidas como "Los inmortales"; incluso dos de los hermanos de Jerjes fueron asesinados por las fuerzas de Leónidas en el transcurso de la batalla.

No sería hasta que los griegos fueran traicionados por un residente local, cuando la batalla dio un giro perjudicial para los imponentes y resistentes espartanos. Efialtes, un ciudadano griego que deseaba una recompensa económica, informó a Jerjes de un camino que rodeaba las Termópilas, haciendo que la línea defensiva de los griegos fuera inútil para evitar el avance del ejército persa. Leónidas no se achantó y defendió Esparta con sus 300 soldados y algunos otros, con un fatídico final. Leónidas fue asesinado en la batalla resultante.

¿Por qué no se retiraron? Supuestamente porque retirarse desafiaría la ley y la costumbre espartanas. Se mantuvieron firmes contra los persas, pero fueron rápidamente derrotados por el vasto ejército enemigo, y muchos (si no todos, pues las fuentes difieren) fueron asesinados, incluido el propio Leónidas I. La victoria persa en las Termópilas permitió el paso de Jerjes al sur de Grecia, lo que amplió aún más su imperio.

 


1675: Comienza la construcción del Observatorio Real astronómico en Greenwich


Bajo el patrocinio del rey Carlos II de Inglaterra arranca la construcción de este observatorio en Londres, con el objetivo de proporcionar con exactitud las posiciones de la Luna y de las estrellas a los marineros británicos. Su popularidad condujo a que Greenwich fuese reconocido en el año 1884 como el primer meridiano de la tierra, convirtiéndose en el punto de partida para las 24 zonas horarias en las que se dividirá el planeta.

 


1936: Asesinan a Blas Infante


En el km. 4 de la carretera de Carmona en Sevilla (España), tropas rebeldes falangistas acaban fusilando al Padre de la Patria Andaluza, el político, ensayista y notario español, Blas Infante.

 

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com