Estados Unidos compra Alaska a Rusia

El 30 de marzo de 1867 los Estados Unidos compran Alaska a Rusia por 7,2 millones de dólares.


La compra de Alaska en 1867 por parte de Estados Unidos marcó el final de los esfuerzos rusos para expandir el comercio y los asentamientos en la costa del Pacífico de América del Norte, convirtiéndose en un paso importante en el ascenso de los Estados Unidos como gran potencia en la región de Asia y el Pacífico.

Rusia tenía gran interés en esta región, rica en recursos naturales y poco habitada. Su inclinación hacia Alaska data de 1741, cuando el explorador Vitus Bering llegó al continente norteamericano. En 1799, el zar estableció la Compañía Ruso-Americana y le otorgó el control político y económico completo sobre el área reclamada, y la compañía estableció un puesto comercial en Fort Ross, justo al norte de San Francisco; pero, a medida que Estados Unidos fue expandiéndose hacia el oeste a principios de 1800, estos se toparon con los exploradores y comerciantes rusos.


Las negociaciones previas a la Guerra Civil fracasaron porque Rusia no estaba lista para vender y la oferta de Estados Unidos no era suficiente. Después de la guerra, el espíritu expansionista en los Estados Unidos disminuyó, pero Rusia estaba lista para vender.


Sin embargo, San Petersburgo carecía de los recursos financieros necesarios para respaldar asentamientos importantes o incluso contar con presencia militar a lo largo de la costa del Pacífico de América del Norte. En los años expansionistas de las décadas de 1840 y 1850, creció el interés estadounidense en el Pacífico norte y Rusia comenzó a pensar en vender Alaska a los Estados Unidos. En 1856, el ministro ruso en los Estados Unidos, Edouard de Stoeckl, recomendó vender Alaska a los Estados Unidos. Algunos asesores del zar acordaron e incluso sugirieron un precio: 5.600 millones de dólares.

La derrota en la guerra de Crimea no hizo sino disminuir aún más el interés de los rusos por esta región. De ahí que el Tratado con Rusia fuese negociado y firmado finalmente por el Secretario de Estado William Seward y el Ministro ruso en los Estados Unidos, Edouard de Stoeckl.


El Senado aprobó el tratado de compra el 9 de abril. El presidente Andrew Johnson firmó el tratado el 28 de mayo y Alaska fue transferida formalmente a los Estados Unidos el 18 de octubre de 1867. Esta compra puso fin a la presencia de Rusia en América del Norte y garantizó el acceso de los Estados Unidos al borde norte del Pacífico.

Alaska pasó de ser una colonia rusa desde 1744 a ser parte de Estados Unidos en 1867. De hecho, Alaska y Hawái se convirtieron en los estados 49 y 50 de los EE. UU. después de la II Guerra Mundial. Alaska y Hawái se convirtieron en estado el 3 de enero de 1959.

 

2010: Hito en el CERN

El 30 de marzo de 2010, y tras su inauguración en 2008, el LHC (Gran Colisionador de Hadrones) siutado en el CERN (Suiza), consigue colisionar dos haces de protones a 7 TeV (teraelectronvoltios), abriendo una nueva era de la física. Fue la mayor energía de colisión de partículas registrada en un experimento de este tipo.

 

 

1135: Nace Maimónides


El 30 de marzo de 1135 nace el filósofo español Maimónides. Conocido también por el acrónimo Rambam, este médico, rabino y teólogo judío de al-Ándalus, es considerada la figura más prominente del judaismo durante el período medieval.

 


1853: Nace Vincent van Gogh


El 30 de marzo de 1853 nace el pintor neerlandés Vincent van Gogh en Zundert, Países Bajos. Destacada figura del postimpresionismo, Van Gogh nos dejaría obras tan exquisitas como: LA noche estrellada, La casa amarilla, Los comedores de patatas o Almendro en flor. Cuentan las leyendas populares que el artista solo vendió un único cuadro mientras vivía debido, sobre todo, a sus problemas de comportamiento.

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com