Empieza la Segunda Guerra Mundial

Desde su llegada al poder en 1933, Adolf Hitler había violado las condiciones del Tratado de Versalles y comenzado el rearme alemán, así como una política expansionista por la línea más dura. Francia y Gran Bretaña, temiendo una nueva guerra, pasaron años consintiendo las adhesiones que Hitler hacía al territorio alemán en lo que se llamó “política de apaciguamiento”, confiando en que las ambiciones del Führer se vieran saciadas. Pero cada vez más convencidos de que el líder alemán no se detendría, Gran Bretaña y Francia firmaron un acuerdo de defensa mutua con Polonia y pusieron el límite de su paciencia en las fronteras del país eslavo.

En agosto de 1939 se hizo público el pacto Mólotov-Ribbentrop por el que Alemania y la URSS acordaban no agredirse y se repartían Polonia en secreto. El 1 de septiembre, tras un supuesto ataque polaco contra una antena de radio, Adolf Hitler ordenaba la entrada de las SS en Polonia y bombardeaba la ciudad de Wileun. Polonia caería en manos alemanas y soviéticas en apenas unas semanas y, desde ese mismo día 1 de septiembre, Gran Bretaña y Francia se encontraban en guerra con Alemania. La Segunda Guerra Mundial había comenzado oficialmente.

 

1985 Se localizan los restos hundidos del Titanic

El RMS Titanic se hundió en abril de 1912 tras chocar con un iceberg, causando la muerte de 1517 personas. A pesar de lo relevante que fue este hecho a nivel internacional, las limitaciones técnicas impidieron proceder a la localización práctica de los restos del navío hasta casi finales del siglo XX. En 1985, una expedición franco-estadounidense liderada por Robert Ballard se dispuso a encontrar el legendario transatlántico. Desde el barco de investigación de la Marina de los Estados Unidos Knorr se utilizó el Argo, un sumergible equipado con cámara y control remoto que descendió 4.000 metros y se topó con el Titanic el 1 de septiembre de 1985, transmitiendo las imágenes en directo al equipo del Knorr.

El Titanic se encontraba en las coordenadas 41°43′57′′ N, 49°56′49′′ O, a 24 kilómetros de la posición en la que mandó la señal de socorro, y estaba partido en dos partes. Los descensos posteriores y las investigaciones realizadas permitieron determinar la presencia de unos microorganismos que estaban comiéndose el metal del barco, analizar la fractura creada por el impacto del iceberg e incluso determinar que el uso de metales y remaches de baja calidad pudo haber sido una de las causas del hundimiento

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.