Comienza la Conferencia de Paz de París

Imagen: Archivo del Congreso de los Estados Unidos.

El 18 de enero de 1919 comenzó oficialmente la Conferencia de Paz de París en la que los países aliados, que habían salido vencedores en la Gran Guerra, establecieron las condiciones por las que aceptaban la rendición de las potencias centrales. Aunque los combates habían cesado y ya se habían firmado armisticios con todas las partes rivales, la conferencia tuvo que esperar a que el primer ministro británico, David Lloyd, hubiese reafirmado su puesto en unas elecciones.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia e Italia habían salido victoriosos de la Primera Guerra Mundial y, una vez establecidos como los ‘Cuatro Grandes’ (así se les llamó), expusieron las condiciones por las que aceptarían la rendición de sus enemigos y configurarían la situación político-territorial de los años venideros. Japón, que también era considerado como un país vencedor, formó parte de la conferencia aunque solo parcialmente ya que el ministro japonés Saionji Kimmochi no quiso entrar en asuntos que no concernieran a Japón. Se constituyó un Consejo Supremo (Consejo de Ten) que tomaría las decisiones más importantes y un Consejo Supremo Económico que determinaría las medida económicas que deberían tomar para alcanzar la paz definitiva. Además había comisiones especializadas en la resolución de otros problemas particulares entre los que se destacaría la creación de una Sociedad de Naciones en la que se pudieran tratar los problemas internacionales y evitar un nuevo conflicto a gran escala.

La Conferencia llevó a la firma de numerosos tratados en los que unos países derrotados afrontaron condiciones más o menos abusivas que marcaron el ritmo de su economía en los años siguientes. Además de la desaparición del Imperio Austro-Húngaro y el Imperio Otomano, las condiciones más duras se las impuso Francia a Alemania. Con un tono claramente revanchista por su derrota en la Guerra Franco-Prusiana (1870-1871), el Tratado de Versalles del 28 de abril establecía las nuevas fronteras alemanas (en favor de Francia y Polonia), imponía una cuantiosa multa y frenaba cualquier intento de rearme por parte del país centroeuropeo. La situación provocada por estas sanciones daría a Adolf Hitler y el nacionalsocialismo el caldo de cultivo necesario para conducir a Alemania a la Segunda Guerra Mundial.

 

1867 Nace Rubén Darío

Félix Rubén García Sarmiento, que firmaba como Rubén Darío, nació en la localidad nicaragüense de Metapa el 18 de enero de 1867. Periodista y poeta, además de diplomático, es considerado uno de los autores más importantes del habla hispana y máximo representante del movimiento modernista en literatura. Este estilo se caracteriza precisamente por un rechazo a la sociedad burguesa y aristocrática de la época, la desilusión provocada por la contemporaneidad de las cosas y una desazón heredada del posromanticismo que movió a los autores a romper con los estilos y las normas que habían regido los géneros literarios hasta entonces.

Humanista precoz, comienza a publicar sus primeros poemas en revistas locales y entró en contacto con otros poetas de la época como el guatemalteco Joaquín Méndez Bonet o Francisco Gavidia, de quienes iría adquiriendo algunos rasgos que más tarde definirían su obra. Desde 1883, Rubén Darío empieza a relacionarse con la élite intelectual de Latinoamérica trabajando en periódicos y revistas de renombre y publica su primer poemario, Abrojos, en 1887. Al año siguiente su carrera y su obra tomarían un nuevo curso tras la publicación de Azul (1888), obra que marca el comienzo del Modernismo y que le otorgó fama y relevancia internacional. Llega a Europa como parte de la delegación diplomática nicaragüense enviada a España y entra en contacto con jóvenes autores como Juan Ramón Jiménez, Ramón María del Valle-Inclán o Antonio Machado, todos ellos grandes admiradores de su obra.

Rubén Darío permanecería en Europa gracias a distintos puestos diplomáticos y publicaría obras como Cantos de vida y esperanza, los cisnes y otros poemas o su autobiografía La vida de Rubén Darío escrita por él mismo. El estallido de la Primera Guerra Mundial le lleva de vuelta a América y murió en León, Nicaragua, en 1916.

 

1915 Nace Santiago Carrillo

El 18 de enero de 1912 nació en Gijón, Asturias, quien sería uno de los políticos más relevantes de la política española en los 70 y 80 y el líder histórico del Partido Comunista Español: Santiago Carrillo Solares.

Hijo de obreros, su familia se traslada a Madrid y Carrillo empieza a introducirse en los movimientos proletarios y la ideología marxista a través del Partido Socialista Obrero Español desde 1928 y del Partido Comunista después desde 1936. En los años de la Segunda República ejerció como redactor para el periódico del PSOE El Socialista y la sublevación militar de julio del 36 le pilló en París, desde donde regresó inmediatamente para unirse al bando republicano y luchar en la defensa de Madrid. Desde muy joven ocupó cargos relevantes en las organizaciones y esto hizo que se le nombrara consejero de Orden Público en la Junta de Defensa tras la huida del gobierno de la ciudad. Es bajo este cargo cuando tienen lugar las masacres de Paracuellos y Torrejón de Ardoz, donde miles de prisioneros fueron asesinados mientras los trasladaban a Valencia. Como máxima autoridad, Carrillo fue responsable de estos sucesos pero él siempre achacó las muertes a una respuesta violenta espontánea de la población local.

En 1939, tras la caída de Barcelona, Carrillo abandonó España y pasó 38 años en el exilio en Francia, la URSS, Estados Unidos o México. Siendo el segundo de la Pasionaria, se convirtió en una de las figuras más reconocibles de la oposición anti-franquista en el exterior y, desde 1960, en secretario del PCE. Desde esta posición promovió un cambio de política y apostó por una reconciliación nacional que levantaría ampollas entre los sectores más radicales del partido. En 1976 entraría de forma clandestina a España y, tras numerosas reuniones con las fuerzas oficiales y con el entonces presidente Adolfo Suárez, el PCE fue legalizado el 9 de abril de 1977.

Carrillo ejerció como diputado tras las elecciones de 1977 y las de 1979 y se negó a obedecer a los militares de Tejero durante el intento de golpe de Estado el 23F. En 1982 perdió las elecciones y presentó su dimisión como secretario del PCE. Se mantuvo activo en política hasta 1991 y dedicó sus últimos años a dar charlas, conferencias y a escribir. Falleció a los 97 años, en 2012, en su domicilio de Madrid.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.