Lindisfarne, escenario del primer saqueo vikingo en Inglaterra

El ataque de este monasterio por saqueadores del norte de Europa marcó el comienzo de la Era Vikinga y de su presencia en las islas británicas.

Vídeo: Ramiro Angulo.

 

En la costa este de Inglaterra, en el territorio que antes estaba ocupado por el reino de Northumbria, hay una isla llamada Lindisfarne y conocida popularmente como la Isla Sagrada. En la actualidad, esta isla que durante la marea baja puede alcanzarse a pie recibe la visita de turistas que buscan disfrutar de sus paisajes naturales y las atracciones que esconde, destacándose entre ellas un monasterio del siglo VII que sufrió el primer saqueo de hordas vikingas en todas las islas. Lo que hoy es una curiosa anécdota histórica en su momento fue visto por los cronistas como “un castigo de Dios” por algún terrible pecado cometido.

Según un artículo de LiveScience, los registros históricos sitúan la fundación del monasterio en el año 635, cuando un monje llamado Aidan llegó a la isla con la intención de cristianizar al rey Oswald y sus vasallos. Con el paso de los años, la comunidad religiosa de Lindisfarne ganó importancia y muchos de los hombres que lideraron el monasterio acabaron siendo nombrados santos. El más famoso es san Cutberto (634-684), de quien se dice que obró varios milagros en vida como convocar a nutrias que salieron del mar para calentar sus pies mientras rezaba. También se cuenta de él que, cuando su cuerpo fue exhumado en el año 698 (una década después de su muerte) se encontró intacto e incorrupto, sin haber sufrido los efectos de la descomposición.

Tal vez fuese la fama de estos santos lo que hizo del monasterio de Lindisfarne un punto de peregrinaje muy importante y un centro rico y cargado de manuscritos, reliquias, piezas de joyería o crucifijos y otros objetos sagrados hechos de metales preciosos. En el año 793, un barco vikingo procedente de Escandinavia llegó a las costas de la isla Sagrada y su tripulación asaltó y saqueó el monasterio. En este primer ataque vikingo en suelo británico los salteadores robaron, mataron y esclavizaron casi a la totalidad de los religiosos de Lindisfarne. Las crónicas y documentos de la época hablan de avistamientos de dragones en los cielos de Northumbria y una terrible hambruna que precedió al ataque, que fue descrito de la siguiente forma en una carta del sacerdote Alcuin al obispo de Lindisfarne Higbald: “Los paganos han profanado el santuario de Dios, derramado la sangre de santos alrededor del altar, destruido la casa de nuestras esperanzas y pisoteado los cuerpos de los santos como estiércol en las calles”. La conclusión de Alcuin  fue que el ataque vikingo no podía ser salvo un castigo divino por los pecados cometidos.

Saqueo de Lindisfarne
Imagen: Getty Images.

 

El saqueo de Lindisfarne fue el primer contacto que los pueblos vikingos tuvieron con el mundo anglosajón, una relación que se extendería durante siglos en lo que sería conocido como la Era Vikinga, tiempo en el que ejércitos nórdicos invadieron, conquistaron y se asentaron en partes de Gran Bretaña. El monasterio de la Isla Sagrada siguió habitado tras el ataque, aunque por un grupo de monjes muy reducido, y sus reliquias y tesoros fueron trasladados a otras iglesias o catedrales.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.

Continúa leyendo