Fuertes tormentas dejan al descubierto un cementerio vikingo

Los restos de centenares de pictos y vikingos enterrados en este cementerio del siglo VI en el norte de Escocia se ven amenazados por la lluvia y el oleaje.

Vídeo: Ramiro Angulo.

 

Orkney Islands es un archipiélago que se encuentra frente a la lejana costa norte de Escocia, compuesto por unas 70 islas de las que en la actualidad solo una veintena están ocupadas. Curiosamente, y a pesar de su recóndita localización,  reúne algunos de los yacimientos arqueológicos mejor preservados de toda Europa como la aldea prehistórica de Skara Brae o el llamado Anillo de Brodgar, un paraje ritual con 13 montículos del año 3000 a.C. Unas potentes tormentas que han asolado las islas en durante  finales de febrero y principios de marzo de 2020 está causando graves daños a un cementerio picto y vikingo con 1500 años de antigüedad.

Según contó Peter Higgins del Orkney Research Center for Archaeology (ORCA) a LiveScience, “cada vez que hay una tormenta con viento sudeste, se cuela y erosiona activamente lo que no es nada más que arenisca blanda”, dijo refiriéndose a las tumbas. El yacimiento se encuentra en Newark Bay, en la isla más grande del archipiélago y fue excavado en las décadas de 1960 y 1970 por el prestigioso arqueólogo Don Borthwell. Se extrajeron los restos de 250 sujetos pero los investigadores desconocen cuántos cuerpos quedan enterrados y la extensión total del cementerio.

El origen de este lugar data del siglo VI y en él se han encontrado restos de pictos, los pueblos originarios de Escocia que habitaron la isla en la antigüedad, y de vikingos procedentes del norte de Europa que ocupan los enterramientos desde el siglo IX hasta el XV. El efecto de la lluvia, el viento y el fuerte oleaje sobre el acantilado en el que se encuentra el cementerio está poniendo en peligro la conservación de este yacimiento y el estudio de los restos que allí persisten (por ahora). Esta situación ha llevado a los expertos a acelerar sus trabajos de protección y análisis y a la comunidad local a colaborar activamente protegiendo los restos con arcilla hasta que sea posible su retirada o apoyando a los arqueólogos en el registro y extracción de los huesos.

Una vez estén a salvo tocará analizarlos y determinar si estos pertenecieron a pictos o a  vikingos ya que no se han encontrado (o no se conservan) objetos funerarios o restos de ropa. Además, todos los cuerpos del cementerio están enterrados a cuatro o cinco niveles de profundidad.

 

Transición cultural

El cementerio de Orkney Islands es considerado por los expertos e investigadores un ejemplo de la transición cultural que vivieron las islas y la relación que existió entre los distintos pueblos. Los historiadores creen que los primeros nórdicos llegaron a las islas en el siglo VIII cuando huían de la nueva monarquía de Harald I y que las utilizaron como puerto y base para sus expediciones y saqueos. Los investigadores esperan que con los restos del cementerio se pueda esclarecer si vikingos y pictos vivieron juntos y se relacionaron o si unos fueron conquistados por los otros.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.

Continúa leyendo