¿Cuál fue el asedio más largo de la Historia?

Construido en la cima de un acantilado cerca del mar del Irlanda, el castillo de Harlech fue asediado durante siete años en el siglo XV.

Castillo de Harlech

Durante la Guerra de las Dos Rosas, en la primera parte del reinado de Eduardo IV de Inglaterra, el Castillo de Harlech fue ocupado por su condestable galés Dafydd como bastión de la Casa de Lancaster.

Pese a que hoy en día permanece vacío y mudo, el Castillo de Harlech (Gales) tiene para contarnos una de las más épicas narraciones de resistencia y sacrificio: nada menos que el haber sufrido el asedio bélico más largo de la Historia.

Durante la Guerra de las Dos Rosas fue el refugio de los Lancaster y estuvo sitiado entre 1461 y 1468.

Durante esos siete años sobrevivió siendo abastecido por mar, pues su particular diseño permitía que dispusiera de una salida hacia un acantilado, lugar por el que sus moradores recibían los víveres gracias a una escalera.

Finalmente sus habitantes tuvieron que claudicar ante el asedio, aunque su heroica historia dio origen a la canción Hombres de Harlech.

Situado en el condado de Gwynedd, es un castillo concéntrico construido en la cima de un acantilado cerca del mar de Irlanda. Erigido en 1283 por orden del rey Eduardo I de Inglaterra –el temido Longshanks o Piernas Largas– durante su conquista de Gales, el castillo fue el objetivo de numerosos asaltos y sitios en la época medieval.

El Castillo de Harlech es también notable por una característica inusual: su "camino desde el mar".

Las fuerzas del rey inglés Eduardo I estaban casi siempre en inferioridad en los combates terrestres pero disfrutaban de una gran ventaja por mar, ya que muchos de sus castillos incluían puertos que permitían abastecerse desde las aguas; en el de Harlech, ese acceso está muy elaborado.

CONTINÚA LEYENDO

COMENTARIOS