Vídeo de la semana

Leonhart Fuchs, el hombre del color fucsia

Este médico alemán escribió uno de los tratados más extensos y detallados de la botánica medicinal

Historia de la botánica
Commons

 Molotov, boicot, sandwich, diesel, leotardo, zeppelin, jacuzzi, guillotina, ampere… Todos estos nombres tienen algo en común: proceden de un apellido, de una persona que fue la primera en pensar, desarrollar o proponer una nueva tecnología o dispositivo que se ha vuelto tan común que se ha vuelto más famoso que su creador. Este es el caso de Leonhart Fuchs, uno de los botánicos más importantes de la historia.

Leonhart Fuchs, también conocido como Leonardo Fuchs, nació el 17 de enero de 1501. A los 20 años logró el título de Maestría en Artes de la Universidad de  Ingolstadt y tres años después se doctoró en la misma institución. En 1526 ejerce como profesor en la misma universidad y entre 1528 y 1531 fue médico personal del Margrave (el comandante militar asignado para mantener la defensa de una de las provincias fronterizas del Sacro Imperio Romano Germánico) de Brandenburgo.

En 1533 el duque de Württemberg le solicita ayuda para llevar la Universidad de Tübingen hacia el espíritu del humanismo. Allí creó el primer jardín medicinal y, hasta su muerte, en 1566, ejerció como profesor.

Su mayor influencia eran los clásicos de la medicina: Dioscórides, Hipócrates y Galeno y, aunque no comulgaba mucho con la Escuela de Medicina de Salerno (influenciada principalmente por los árabes), sí coincidía en la importancia de la experiencia práctica que promulgaban. Con esto como norte, ofrecía a sus estudiantes días de campo donde mostraba las plantas medicinales in situ. Su amor por las plantas ha hecho que se lo considere uno de los fundadores de la botánica. Era un coleccionista de plantas extremadamente ávido y escribió unos 50 libros sobre el tema, aunque el que lo ha hecho famoso, por sus detalles, información e ilustraciones, es De historia stirpium commentarii insignes (Comentarios notables acerca de la historia de las plantas), la Biblia de las plantas. Se publicó por primera vez en 1542 en latín y contiene la descripción de unas 400 especies de plantas silvestres y más de 112 domesticadas, junto a sus usos médicos en orden alfabético. Las ilustraciones, impresas a partir de grabados en madera, fueron realizadas por Heinrich Füllmaurer y Albrecht Meyer. 

Aunque ya existían libros con ilustraciones, el de Fuchs demostró cuan importante era contar con maestros de categoría en este sentido. Fuchs trabajó en el libro más de una década, basándose en gran parte en plantas que tenía en su propia jardín y que procedían de toda Europa. Aún hoy sus Comentarios… constituyen una fuente de consulta por parte de expertos.

En 1696 el botánico francés Charles Plumier inició su primer viaje al continente americano (volvería otras dos veces). Al igual que Fuchs, Plumier también es considerado un pilar de la botánica. Sus 31 manuscritos documentan más de 4.300 especies de plantas. Aquel año, Plumier visitó las Antillas donde permaneció más de un año en cada oportunidad. Fue en República Dominicana, en aquel primer viaje, cuando descubrió y describió por primera vez un nuevo género de plantas caracterizado por el fuerte color de sus flores Fuchsia triphylla, en honor a Leonhard Fuchs. Al poco tiempo también nace el color fucsia.

Continúa leyendo