Esta rata marcó la historia medieval

Un estudio explica que las ratas no solo influyeron en la peste negra del siglo XIV, sino que su expansión está marcada por eventos históricos durante la época romana y la Edad Media.

 

La peste negra de expandió por Europa con ayuda de las ratas. Pero un estudio reciente explica que la rata negra jugó un papel importante en más eventos históricos destacados durante la dominación romana y la época medieval.

El comercio se expande. Las enfermedades también

Una de las peores consecuencias de la globalización es la exposición del ser humano a nuevas enfermedades que derivan en pandemias con resultados dramáticos. Cada vez que alguna civilización se ha expandido, no solo ha llevado su cultura a los territorios conquistados, también ha portado sus enfermedades, causando estragos demográficos en las poblaciones sin defensas naturales en el organismo. Si en pleno siglo XXI, con el avance médico y sanitario que tenemos en el mundo Occidental, no hemos podido evitar la crisis sufrida por el Coronavirus, imagina la vulnerabilidad del mundo en el pasado.

Además de sus enfermedades, los humanos también facilitaban la expansión de especies invasoras (animales que a su vez portan otras enfermedades). La especie Rattus rattus fue capaz de colonizar el mundo por su adaptación para vivir junto a los humanos, donde siempre encuentra recursos para alimentarse. Desde el siglo I hasta el siglo XVIII, la rata negra fue fiel seguidora del ser humano y se embarcó (literalmente) con él allí donde fuera.

El impacto económico y demográfico de las ratas

Un estudio ha analizado restos de ADN de estas ratas, que aparecen en multitud de yacimientos arqueológicos europeos y del norte de África, para contrastar cómo se dispersaron a la par que el comercio y el urbanismo, y qué impacto tuvo a lo largo de estos dieciocho siglos de historia.

El ADN de estas ratas del pasado, comparado con muestras actuales, confirma que Rattus rattus llegó desde el suroeste de Asia y pobló el Mediterráneo y Europa. Desde entonces, esta especie de roedor, junto con el ratón doméstico (Mus musculus) y la rata marrón (Rattus norvegicus) han sido responsables de pérdidas en las reservas de alimentos por valor de miles de millones de euros anuales, así como de la propagación de enfermedades tan devastadoras como la peste bubónica, que durante el siglo XIV acabó con más de un tercio de la población europea.

A pesar del evidente protagonismo de este roedor, no ha sido objeto de muchas investigaciones. Un vacío en nuestro conocimiento del pasado que viene a llenar una investigación publicada en Nature Communications, encabezada por He Yu, del departamento de arqueogenética del Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Jena, Alemania:

“La capacidad de las ratas para colonizar y volverse dependientes de nichos humanos las convierte en referencias
ideales para rastrear procesos históricos. Los especímenes arqueológicos de ratas y ratones se han utilizado
para rastrear las migraciones humanas, el comercio y los tipos de asentamiento en una amplia gama de contextos”.

Conquistó Europa en dos ocasiones

La colonización de Europa por la rata negra se relaciona con el desarrollo histórico de redes comerciales y del urbanismo. Estudiar su expansión es vital para comprender pandemias como la plaga de Justiniano del siglo VI y la peste negra del XIV. Así se podría esclarecer el debate acerca de si la rata negra tuvo un papel importante o no en esta crisis.

Con la caída del Imperio romano a partir del siglo V, el número de ratas negras disminuyó bastante, excepto en los Balcanes y Anatolia, donde persistieron hasta el siglo VI. Quizás, reflejo de la estabilidad con la que continuó el Imperio romano de Oriente.

Con la bajada de intensidad urbana y comercial de inicios de la Edad Media los roedores perdieron mucho terreno. Pero en cuanto los asentamientos comerciales reaparecieron en los siglos IX y X, las ratas negras reiniciaron su colonización de Europa. Permanecieron muy extendidas en todo el continente hasta el siglo XVIII, cuando parece que empezó a tomar el relevo la rata marrón, el roedor que domina en la actualidad.

“El dominio actual de las ratas marrones ha oscurecido la fascinante historia de las ratas negras en Europa.
Pero el estudio genético de estos antiguos roedores revela que las dinámicas
de las ratas negras y las poblaciones humanas están estrechamente conectadas”.

Referencias:

Yu, H. et al. 2022. Palaeogenomic analysis of black rat (Rattus rattus) reveals multiple European introductions associated with human economic history. Nature Communications 13, 2399. DOI: 10.1038/s41467-022-30009-z.

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo