Descubren un geoglifo de un gato en las Líneas de Nazca

Arqueólogos del Plan Nazca-Palpa de Perú han descubierto la figura de un felino tumbado de 2.100 años en el desierto de Nazca.

Los geoglifos de Nazca son una serie de dibujos ubicados en las llanuras desérticas de la cuenca del río Grande de Nazca a unos 400 km al sur de Lima, la capital y la ciudad más grande de Perú. Esta zona, de origen precolombino fue creada entre 500 a. C. y 500 d. C. y tiene una extensión de casi 1.000 kilómetros cuadrados.

Representan seres vivos, plantas estilizadas y seres imaginarios, así como figuras geométricas de varios kilómetros de largo.

Las Líneas de Nazca se convirtieron en sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1994 y representan uno de los mayores enigmas de la arqueología por su cantidad, naturaleza, tamaño y continuidad.

 

Un gato tumbado

El geoglifo recién descubierto muestra un gato en posición de reposo de unos 37 metros de largo. Data de entre 200 a. C. y 100 a. C.

“La figura era apenas visible y estaba a punto de desaparecer debido a su ubicación en una pendiente bastante pronunciada y los efectos de la erosión natural”, dijeron los arqueólogos. “Las representaciones de felinos de este tipo son frecuentes en la iconografía de cerámicas y textiles de la sociedad Paracas”, dijeron los investigadores.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo