Descubren que un gran guerrero vikingo era en realidad una mujer

Desde su descubrimiento en Suecia en 1878, los arqueólogos habían dado por sentado que los restos pertenecían a un hombre.

Tras varios años de controversia y debate, los investigadores están más convencidos que nunca acerca de que las mujeres guerreras vikingas existieron.

Al reexaminar un controvertido descubrimiento de 2017, los investigadores de Suecia han determinado que el antiguo esqueleto de Birka, que se encuentra en una tumba de guerreros vikingos del siglo X, pertenece a una mujer.

 

"La persona enterrada siempre ha llevado dos cromosomas X, incluso si esto era desconocido antes de nuestro trabajo reciente", escriben los autores, "el ocupante de esta tumba nunca volverá a ser biológicamente masculino".

 

“Tenía” que ser un hombre



Era una suposición que existió desde el principio. Desde la primera vez que se descubrió la tumba en 1878, se creía que los restos pertenecían a un guerrero de alto rango, y se suponía que ese guerrero arquetípico era un hombre.

 

El individuo fue enterrado junto con armas profesionales y equipo de guerra de excelente calidad, como las encontradas anteriormente en las tumbas de los líderes militares. Cerca había otras tumbas, también llenas de armas, y todo la zona estaba situada a las afueras de la puerta de una fortaleza.

Sin embargo, en la arqueología, los estereotipos modernos de género como este pueden haber empañado nuestro mejor juicio. En el pasado, los principales arqueólogos a menudo ni siquiera se molestaban en realizar análisis de huesos en restos humanos; simplemente asignaban el sexo mirando únicamente el contenido de la tumba.

Y esto es lo que parece haber ocurrido con el esqueleto de Birka.

 

En 2017, un análisis del antiguo  ADN del hueso reveló que el esqueleto era en realidad femenino, y que las guerreras vikingas debían haber existido fuera de la mitología.

Este hallazgo hizo que se abriera un debate público sin precedentes y se vertiendo muchas críticas, incluida la idea de que los investigadores habían ido en busca de guerreras vikingas o que ni siquiera habían analizado el esqueleto correcto.

 

"No sentimos una necesidad intrínseca de que haya una mujer guerrera enterrada en la tumba, ni de que tales individuos hayan existido más ampliamente, pero ha sido esclarecedor descubrir cuánta gente aparentemente necesita que no sea así", comentan los expertos.

Así las cosas, es dudoso que Birka estuviera sola en el mundo vikingo, ¿verdad?

En su lugar, los investigadores piensan que es razonable que otras mujeres tomaran las armas junto con los hombres en ciertos momentos y quizá incluso ascendieran a posiciones de mando. El esqueleto de Birka, por ejemplo, fue enterrado con ropa de alta calidad y muchas armas de rango, lo que implica que pudo haber tenido una posición de poder.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

"En la actualidad, la figura de la mujer con armas parece ser una excepción, pero esto no significa que pueda ser deconstruida de la existencia, especialmente sobre la base del escepticismo pavloviano", escriben los autores.

"Ajusta y matiza nuestras interpretaciones y desafía nuestros estereotipos. Añade aún más dimensiones a nuestra comprensión de la Era Vikinga como un momento de transformación cultural crítica y encuentro social", sentencian los expertos en la revista Antiquity.

 

Referencia: Viking warrior women? Reassessing Birka chamber grave Bj.581 Antiquity 2019 DOI: https://doi.org/10.15184/aqy.2018.258

 

Crédito imagen: Drawing by Tancredi Valeri; Copyright Antiquity Publications Ltd.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Ahora mismo soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO