Vikingos: El ritual 'águila de sangre' era anatómicamente posible

El brutal ritual vikingo que implicaba tallar la espalda de la víctima, cortarle las costillas y sacarle los pulmones no era solo una leyenda.

Muchos lo recordamos por la espeluznante escena de la serie de televisión “Vikingos”, en la que nos muestran el espeluznante ritual vikingo en el que se cortaba la espalda de la víctima y se le sacaban las costillas y los pulmones para que parecieran alas. Ahora, una nueva investigación realizada por el historiador Luke John Murphy de la Universidad de Islandia junto con un equipo de científicos médicos de la Universidad de Keele ha confirmado que el ritual “águila sangrienta” era anatómicamente posible.

Sin evidencia arqueológica física ni registros escritos contemporáneos, el ritual únicamente se conoce a partir de las transcripciones de poesía y sagas realizadas siglos después, de ahí que los historiadores hayan rechazado durante esta práctica tan grotesca por considerarla una mala traducción o una interpretación poética. 


Sin embargo, un equipo multidisciplinario dirigido por la Universidad de Islandia ha determinado que podría haberse realizado con armas vikingas conocidas.

Los expertos se centraron exclusivamente en si realizar el ritual sería realmente anatómicamente factible. Y la respuesta es clara: “sí”. Para llegar a esta conclusión, el equipo combinó una reevaluación exhaustiva de nueve relatos medievales del ritual con su comprensión moderna de la anatomía y la fisiología para evaluar el impacto que tendría el águila de sangre en el cuerpo humano.

Los investigadores proponen que las puntas de lanza vikingas con púas habrían podido abrir ña caja torácica rápidamente desde la parte posterior, y que si bien el procedimiento habría sido ciertamente difícil, no habría sido imposible. Sin embargo, aunque el ritual se realizara con cuidado, la víctima habría muerto muy rápidamente; así que cualquier intento de remodelar las costillas en "alas" o extirpar los pulmones lo habrían practicado ya a un cadáver.

Estos rituales eran reservados para circunstancias excepcionales, vinculadas, por lo general, a situaciones en las que la reputación y el honor, considerados cruciales por los guerreros vikingos, se habían visto amenazados.

 

Referencia: An Anatomy of the Blood Eagle: The Practicalities of Viking Torture

Luke John Murphy, Heidi R. Fuller, Peter L. T. Willan, and Monte A. Gates
2021  The Journal of the Medieval Academy of America.

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo