Vídeo de la semana

El espejo de obsidiana del ocultista de Isabel I tiene orígenes aztecas

Este objeto fue empleado por el confidente de la reina inglesa, John Dee y, según consta, lo usaba para 'hablar con los fantasmas'.

obsidiana
ANTIQUITY

Un equipo de científicos de la Universidad de Manchester (Inglaterra) ha empleado un análisis geoquímico del espejo de obsidiana utilizado en el siglo XIV por el ocultista John Dee para contactar con entidades de otro mundo, concluyendo que el “espejo espiritual” tiene orígenes aztecas.

Los investigadores compararon los hallazgos del análisis geoquímico del espejo de Dee con otros objetos de obsidiana en poder del Museo Británico de Londres, pero con un origen confirmado, y encontraron que todos ellos compartían firmas químicas similares: provenían de Pachuca en México, confirmando, por tanto, los orígenes aztecas del objeto empleado por el confidente de la reina Isabel I de Inglaterra, quinta y última monarca de la dinastía Tudor.

El trabajo involucró un proceso conocido como análisis geoquímico, que utiliza un bombardeo de rayos X contra un objeto hasta que comienza a emitir rayos X de vuelta. Luego, puede medirse la composición química y buscar 'huellas o firmas' en los datos devueltos que se pueden comparar con otros objetos.

 


Dee, un erudito del renacimiento


John Dee era el asesor científico de la reina Isabel I pero también un hombre muy metido en el mundo del ocultismo y la magia. Así, a pesar de ser matemático y científico, lo místico y espiritual también atraía su atención. Trató de comunicarse con los fantasmas mediante este espejo hecho de obsidiana pulida que, finalmente, se ha confirmado que proviene del Imperio Azteca.


Estos espejos están hechos de un tipo de vidrio volcánico de Pachuca, México, una fuente popular de obsidiana para los aztecas. Este hallazgo demostró que el espejo no era una copia hecha de obsidiana europea, sino azteca y que probablemente fue John Dee quien adquirió el espejo después de que fuese traído a Europa desde México, según expone el nuevo estudio publicado en la revista Antiquity.

 

"El siglo XVI fue un período en el que se trajeron nuevos objetos exóticos a Europa desde el Nuevo Mundo y se abrieron nuevas e interesantes posibilidades en el mundo intelectual de la época", explico Stuart Campbell, líder del trabajo.


El espejo de obsidiana de John Dee, que ahora forma parte de la colección del Museo Británico de Londres, está pulido por ambos lados y es casi perfectamente circular, mide alrededor de 18,5 centímetros de diámetro y 13 milímetros de grosor, y pesa unos 882 gramos. Una pestaña cuadrada perforada en la parte superior del espejo mide aproximadamente 33 mm de largo y podría haber servido como asa, según reza en la investigación.

Para los aztecas, la piedra de obsidiana también tenía un significado espiritual, ya que se usaba en prácticas medicinales para protegerse de los malos espíritus y capturar almas en su superficie reflectante. De hecho, el dios Tezcatlipoca, dios de la noche y todas las cosas materiales, también se conoce como 'espejo humeante' y solía representarse con espejos de obsidiana circulares, como símbolos de premonición y poder.

 


Referencia:

Campbell, S., Healey, E., Kuzmin, Y., & Glascock, M. (2021). The mirror, the magus and more: Reflections on John Dee's obsidian mirror. Antiquity, 1-18. doi:10.15184/aqy.2021.132

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo